miércoles, 12 de diciembre de 2018

Científicos eliminan el VIH en seis pacientes mediante el trasplante de células madre

Científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid han logrado que seis pacientes infectados por el VIH hayan eliminado el virus de su sangre y tejidos tras ser sometidos a trasplantes de células madre.

La investigación, que publicó el pasado lunes día 15 de octubre la revista "Annals of Internal Medicine", ha confirmado que los seis pacientes que recibieron un trasplante de células madre tienen el virus indetectable en sangre y tejidos e incluso uno de ellos ni siquiera tiene anticuerpos, lo que indica que el VIH podría haber sido eliminado de su cuerpo.


Potencial desaparición del VIH

Los pacientes mantienen el tratamiento antirretroviral, pero los investigadores creen que la procedencia de las células madre (de cordón umbilical y médula ósea) así como el tiempo transcurrido para lograr el reemplazo completo de las células receptoras por las del donante (18 meses en uno de los casos) podrían haber contribuido a una potencial desaparición del VIH, lo que abre la puerta a diseñar nuevos tratamientos para curar el sida.

La investigadora del IrsiCaixa María Salgado, coautora del artículo, junto con Mi Kwon, hematóloga del Hospital Gregorio Marañón, ha explicado que el motivo de que actualmente los fármacos no curen la infección por el VIH es el reservorio viral, formado por células infectadas por el virus que permanecen en estado latente y no pueden ser detectadas ni destruidas por el sistema inmunitario.

Este estudio ha señalado ciertos factores asociados con el trasplante de células madre que podrían contribuir a eliminar este reservorio del cuerpo. Hasta ahora, el trasplante de células madre se recomienda exclusivamente para tratar enfermedades hematológicas graves.

El paciente de Berlín

El estudio se ha basado en el caso del "paciente de Berlín": Timothy Brown, una persona con VIH que en 2008 se sometió a un trasplante de células madre para tratar una leucemia. El donante tenía una mutación llamada CCR5 Delta 32 que hacía que sus células sanguíneas fueran inmunes al VIH, ya que evita la entrada del virus en ellas.

Brown dejó de tomar la medicación antirretroviral y hoy, 11 años después, el virus sigue sin aparecer en su sangre, con lo que se le considera la única persona en el mundo curada del VIH. Desde entonces, los científicos investigan posibles mecanismos de erradicación del VIH asociados con el trasplante de células madre.

Para ello, el consorcio IciStem creó una cohorte única en el mundo de personas infectadas por el VIH que se sometieron a un trasplante para curar una enfermedad hematológica, con el objetivo final de diseñar nuevas estrategias de cura. "Nuestra hipótesis era que, además de la mutación CCR5 Delta 32, otros mecanismos asociados con el trasplante influyeron en la erradicación del VIH en Timothy Brown", ha señalado Salgado.

Falta confirmación

El estudio incluyó a seis participantes que habían sobrevivido al menos dos años después de recibir el trasplante, y todos los donantes carecían de la mutación CCR5 Delta 32 en sus células. "Seleccionamos estos casos porque queríamos centrarnos en las otras posibles causas que podrían contribuir a eliminar el virus", ha detallado Mi Kwon. Tras el trasplante, todos los participantes mantuvieron el tratamiento antirretroviral y lograron la remisión de su enfermedad hematológica tras la retirada de los fármacos inmunosupresores.

Tras diversos análisis, los investigadores vieron que cinco de ellos presentaban un reservorio indetectable en sangre y tejidos y que en el sexto los anticuerpos virales habían desaparecido completamente siete años después del trasplante. Según Salgado, "este hecho podría ser una prueba de que el VIH ya no está en su sangre, pero esto solo se puede confirmar parando el tratamiento y comprobando si el virus reaparece o no".

El único participante con un reservorio de VIH detectable recibió un trasplante de sangre de cordón umbilical (el resto fue de médula ósea) y tardó 18 meses en reemplazar todas sus células por las células del donante. El siguiente paso será hacer un ensayo clínico, controlado por médicos e investigadores, para interrumpir la medicación antirretroviral en algunos de estos pacientes y suministrarles nuevas inmunoterapias para comprobar si hay rebote viral y confirmar si el virus ha sido erradicado del organismo.


Fuente: www.elconfidencial.com
Fotografía: www.elsalvador.com

martes, 4 de diciembre de 2018

327€ menos por habitante gasta el estado español en sanidad que la media europea

España ha gastado 2.446 euros por ciudadano en salud en 2017, 327 euros menos que la media de la Unión Europea, según los datos que se desprenden del último informe Health at a Glance: Europe 2018, que ha sido publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).


La media de gasto sanitario por ciudadano de la Unión Europea se situó el año pasado en 2.773 euros. Esto significa que España se encuentra por debajo de la media en este concepto y, concretamente, se ubica en el puesto número 14 de la tabla, justo en la mitad. Se trata de una lista que se encuentra capitaneada por Luxemburgo, que invierte más de 4.700 euros por habitante.

Asimismo, cabe destacar que España ha bajado la inversión media en salud. Desde 2009 destina un 1,4 por ciento menos de recursos, siendo el noveno país que más ha reducido, en término reales, el gasto por cápita en salud.

Mismo posicionamiento que en 2015

Desde 2015, España ha aumentado la inversión per cápita en salud en 80 euros, situándose por debajo de la media europea, aunque la misma era 8 euros mayor en 2015 que en 2017, ya que estaba en 2781 euros. Sin embargo, desde ese mismo año el país se sitúa en la misma posición, el número 14 de 28 respecto los baremos fijados por la OCDE.

Por el contrario, en 2012 España se encontraba justo por encima de la media de la OCDE, ya que el gasto español se situaba en 2.243 euros y el europeo en 2.193 euros. En cambio, desde entonces solo ha perdido una posición en la estadística, lo que significa que desde 2012 España mantiene prácticamente el mismo nivel de gasto en términos absolutos, aunque ha reducido su crecimiento en un 1,4 por ciento.

El gasto suizo

Por encima de todos los países europeos, sean o no comunitarios, destaca Suiza, que en 2017 destinó una media de 5.799 euros por ciudadanos en cuestiones de salud. Se trata del Estado que más invierte en este concepto y cerca solo le siguen Luxemburgo con 4.713 euros y Noruega con 4.653 euros.

En el lado opuesto se encuentra Albania, el país que solo destina 583 euros por habitante en materia de salud. El 'podio' de los que menos dinero invierten en la salud de su población lo completan Macedonia con 638 euros y Montenegro con 728 euros.


Fuente: www.redaccionmedica.com
Fotografía: informe Health at a Glance: Europe 2018

lunes, 26 de noviembre de 2018

Desarrollan una nanoterapia que evita el uso de fármacos inmunosupresivos de por vida cuando recibes un órgano trasplantado

Investigadores e investigadoras del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) han desarrollado una nanoterapia dirigida hacia las células del sistema inmune innato que permite la aceptación indefinida de órganos trasplantados y elimina la necesidad del uso de fármacos inmunosupresivos de por vida. Este gran avance médico, publicado en la revista "Inmunity", ha sido alcanzado por el grupo de Inmunología del ISCIII dirigido por Jordi Cano Ochando, que además confía en que el recorrido para trasladar estos experimentos a humanos sea relativamente corto, dado que las nanopartículas que se emplearon en este estudio están formadas por fármacos que se administran rutinariamente en la clínica.


"Hemos creado unas nanopartículas 30 veces más pequeñas que el grosor de un pelo de cabello y lo bueno que tienen es que van a las células dianas, las células que de alguna manera inician el rechazo a trasplantes, y las desactivan aceptando así el órgano trasplantado", ha explicado el científico titular perteneciente al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III y responsable principal del trabajo, Jordi Ochando, para recordar que en la actualidad no existen tratamientos in vivo dirigidos hacia las células mieloides, responsables del inicio del rechazo del trasplante.

El diseño específico de estas nanopartículas convierte a los precursores mieloides de la médula ósea en una de sus principales dianas. Además, según ha detallado Ochando, debido a la capacidad de estas nanopartículas lipídicas de penetrar en la médula ósea y de liberar agentes inmunoreguladores en precursores de células mieloides, sus efectos terapéuticos perduran en el tiempo, evitando el uso continuo de estos fármacos como ocurre actualmente en la clínica.

Por su parte, la coautora del trabajo, Patricia Conde, ha explicado que la identificación de la inmunidad entrenada como mecanismo de rechazo del órgano trasplantado ha sido clave para el desarrollo del estudio. "La inmunidad entrenada es la capacidad de las células inmunes innatas para actuar con cierta memoria inmunológica de manera que, bajo ciertos estímulos que se producen durante el trasplante de órganos, las células mieloides entrenadas son capaces de inducir el rechazo del trasplante", ha añadido. Después de la síntesis de las nanopartículas y la posterior comprobación de sus características y toxicidad, el equipo de investigadores procedió a su aplicación en un modelo de trasplante de corazón en ratones mediante la inyección de la nanopartículas en la cola consiguiendo notables resultados de supervivencia del trasplante.

Así, con solo tres dosis de nanopartículas durante la primera semana del trasplante los expertos lograron que la mayoría de los ratones aceptaran el órgano trasplantado a largo plazo. "Hemos probado primero en corazón, que es el más difícil de aceptar, y vamos a hacer experimentos con otros órganos y en principio debería funcionar", ha aseverado el doctor Ochando.

Los/as investigadores confían en que el recorrido para trasladar estos experimentos a humanos sea en tres o cinco años, dado que las nanopartículas que se emplearon en este estudio están formadas por fármacos que se administran rutinariamente en la clínica y no presentan toxicidades. "No hemos visto toxicidad y tampoco efectos secundarios. Son más los efectos secundarios que tiene el tratamiento inmunosupresor actual, que aumenta el riesgo de cáncer o de infecciones, que la nueva terapia ya que en principio no inmunosuprime", ha asegurado el doctor.

En el estudio han participado más de una decena de instituciones internacionales entre las que se encuentran el Hospital Monte Sinai de Nueva York, la Universidad de Harvard, el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center y el Weill Cornell Medical College.


Fuente: www.heraldo.es
Fotografía: www.antena3.com

martes, 20 de noviembre de 2018

Tres personas con lesiones en la espina dorsal causantes de paraplegia han podido volver a ponerse en pie y caminar

Los pacientes han pasado de tener un control residual de sus músculos a poder caminar con ayuda, según un estudio publicado en 'Nature'.

Se trata de una técnica novedosa, no desarrollada al completo, que recibe el nombre de "estimulación eléctrica epidural".


Tres ciudadanos europeos con lesiones en la espina dorsal causantes de paraplegia han podido volver a ponerse en pie y caminar. Gracias a una pequeña estimulación eléctrica, el holandés Gert-Jan Oskam y los suizos David Mzee y Sebastian Tobler han pasado de tener un control residual de sus músculos a poder caminar con ayuda de muletas o andador, según  un estudio publicado el día 31 de octubre por la revista 'Nature'

Se trata de una técnica novedosa, no desarrollada al completo, que recibe el nombre de estimulación eléctrica epidural. Aunque había sido probada en animales en los últimos año, los experimentos con humanos no habían dado resultados positivos hasta el estudio de estos investigadores suizos.

La investigación ha sido dirigida por los científicos Grégoire Courtine, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, y Jocelyne Bloch, del Hospital Universitario de esta ciudad, al que también pertenece el primero.

Tal y como destaca la publicación científica, dos grupos de investigación estadounidenses habían conseguido avances significativos con una técnica similar, pero Courtine y Bloch dieron con una cuestión clave para la recuperación de estas lesiones.

Mientras que los primeros realizaban los experimentos con una estimulación continua, los segundos aplicaban la estimulación de forma puntual, tratando de imitar los impulsos naturales. Al paciente se le coloca una serie de dispositivos sensoriales que, conectados a un programa informático, imitan las señales eléctricas emitidas por el cerebro. De este modo, la estimulación incentiva que el afectado pueda aumentar los escasos movimientos residuales que permite la lesión.

Ayudados por varias semanas de rehabilitación, los tres pacientes con los que se ha probado esta técnica han mejorado el control sobre sus músculos, pero no solo durante el experimento: también después. De hecho, dos de ellos mantuvieron los mismos niveles de control muscular tras la prueba, lo que supone una importante recuperación de movilidad: pueden caminar con ayuda.

En cualquier caso, el propio Courtine advierte: la investigación no está avanzada y no está claro en cuántos afectados podría funcionar. "Aún estamos desarrollando el experimento, pero los participantes ya lo usan para caminar y, en un caso, han conseguido caminar ayudados por un andador", comenta el investigador en declaraciones a 'Nature', y apunta: "En los próximos tres años, este paciente tratará de mejorar los resultados y validar su seguridad y eficacia. Queda mucho por hacer".


Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: www.eltambor.es

lunes, 12 de noviembre de 2018

Sanidad prohíbe la venta de Nolotil a turistas al vincularse con la muerte de 10 británicos

El prospecto del medicamento asegura que la agranulocitosis es un efecto secundario “muy raro” que se daría en uno de cada 10.000 pacientes.


La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha actualizado la ficha técnica del metamizol, uno de los analgésicos más consumidos en España y al que se conoce comúnmente por el nombre comercial de Nolotil tras haber sido notificado de casos de agranulocitosis en pacientes de origen británico que han provocado la muerte de al menos 10 turistas de Reino Unido a los que se les recetó este medicamento en nuestro país.

La actualización de la AEMPS recuerda el riesgo de esta reacción, que consiste en la bajada de las defensas y el posterior desarrollo de sepsis o infecciones múltiples tras "la notificación reciente al Sistema Español de Farmacovigilancia de casos de agranulocitosis, particularmente en pacientes de origen británico". A efectos prácticos, esto es una prohibición de la venta de Nolotil a los turistas.

En concreto, medios británicos han advertido en los dos últimos años del aumento de muertes de turistas británicos por sepsis que habían tomado Nolotil tras haberles sido recetado durante sus vacaciones en España.

En el comunicado emitido por la AEMPS, la agencia recuerda que el metamizol es un fármaco que se debe vender sólo con receta médica y se recomienda también que, antes de emitir la misma, se lleve a cabo en los pacientes un análisis de sangre detallado para evitar su uso en pacientes con factores de riesgo de agranulocitosis. Añade también una última recomendación: "No utilizar metamizol en pacientes en los que no sea posible realizar controles, por ejemplo población flotante".

'The Times' publicaba este domingo una noticia titulada "Un analgésico español prohibido para los británicos". En la misma, el rotativo inglés revelaba que una traductora española había llevado a cabo una investigación que relacionaba el uso de este medicamento con estos casos.

Aunque el prospecto del medicamento asegura que la agranulocitosis es un efecto secundario “muy raro” que se daría en uno de cada 10.000 pacientes, entre los británicos puede ser más frecuente por una posible “particularidad genética”.

Por su parte, la AEMPS mantiene la cautela ya que, según informa en la nota, "aunque se ha discutido desde hace años sobre una mayor susceptibilidad para la agranulocitosis en la población del norte de Europa y se han estudiado ciertos factores genéticos , con la información disponible no se puede ni descartar ni confirmar un mayor riesgo en poblaciones con características étnicas específicas".


Fuente: www.elconfidencial.com
Fotografía: www.20minutos.es

lunes, 5 de noviembre de 2018

Los pacientes de tres habitaciones del Miguel Servet desalojados por las goteras

En concreto, fueron tres habitaciones de la planta once impar, de medicina interna, las que han sufrido las consecuencias de las goteras, propiciadas por las continuadas lluvias.


La dirección del hospital Miguel Servet de Zaragoza se vio obligado a desalojar el pasado jueves tres habitaciones en la planta 11, de Medicina Interna, debido a la presencia de goteras en el techo. Estas se produjeron con motivo de las continuadas e intensas lluvias que estos días han caído en la capital aragonesa.

Se desalojó a los pacientes de dichas habitaciones, que fueron trasladados en otras dependencias del centro. Los operarios del Hospital Universitario Miguel Servet trabajaron para solucionar a la mayor celeridad posible la avería provocada por las lluvias y restablecer la normalidad en las mencionadas habitaciones. Fuentes del centro sanitario y de la DGA precisaron que se trata de una incidencia mínima y puntual "en tres habitaciones de un hospital que tiene 1.200", añadieron las mismas fuentes a este diario.

Los tres espacios afectados por las filtraciones ocasionadas por la lluvia fueron los situados en el ala impar de la planta 11.


Fuente: www.elperiodicodearagon.com / www.heraldo.es
Fotografía: http://www.aragondigital.es


lunes, 29 de octubre de 2018

En 30 días de tratamiento oncológico hay pacientes aragoneses que deben recorrer hasta 9.000 kilómetros

La falta de aceleradores en Huesca o Teruel obliga a los enfermos oncológicos a desplazarse a Zaragoza. Especialidades como Neurocirugía, Quemados o Cirugía Torácica también se concentran solo en el Servet o el Clínico.


Hasta 9.000 kilómetros tienen que recorrer algunos pacientes oncológicos para recibir radioterapia durante los 30 días de media que dura un tratamiento en Zaragoza. La concentración de máquinas o algunas especialidades en las capitales obliga a cientos de aragoneses a desplazarse hasta allí con los consiguientes trastornos laborales y personales que esto ocasiona. Algunos expertos apuestan por la desconcentración y la apertura de unidades satélites, pero otros abogan por extender la telemedicina e incrementar los recursos para facilitar los desplazamientos.

La dispersión geográfica en Aragón es un hecho. Gran parte de la población se concentra en las capitales de provincia, donde también se ubican los grandes hospitales con la mayoría de pruebas diagnósticas y especialidades. El Departamento de Sanidad ha trabajado en los últimos años por intentar descentralizar algunos servicios e incluso, dentro de las limitaciones por la falta de médicos, que algunos facultativos se desplacen y pasen consulta varios días a la semana en centros periféricos. No obstante, la realidad obliga a que muchos ciudadanos tengan que recorrer bastantes kilómetros para recibir atención sanitaria más especializada.

Uno de los casos más llamativos es el de algunos pacientes con cáncer. Más del 60% deben recibir radioterapia durante su enfermedad. La falta de aceleradores en Huesca y Teruel les fuerza a tener que desplazarse para el tratamiento, que suele prolongarse una media de 30 sesiones. Aunque el Gobierno de Aragón facilita poder ir a Valencia o Lérida en las zonas limítrofes, la mayoría de enfermos eligen o tienen que desplazarse hasta la capital aragonesa.

Desde el pasado mes de septiembre, los pacientes pueden solicitar ir en taxi (hay 12 rutas). Aun así, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer en Zaragoza que gestiona este servicio, este mes de octubre, hay pacientes que desde Jaca recorren cerca de 300 kilómetros diarios (totales de ida y vuelta) para ir hasta el hospital Clínico de Zaragoza a recibir radioterapia. Esto supondrá que si su tratamiento dura una media de 30 sesiones tengan que hacer hasta 9.000 kilómetros. Pero no es el único caso. Con el mismo destino, un enfermo de Huesca hace diariamente unos 150 kilómetros, mientras que uno de Samper de Calanda (Teruel) llega a los 180.

Otras especialidades

Tener que coger el coche, el autobús o incluso el tren para ver al especialista es algo que forma parte del día a día de muchos aragoneses. Desde La Iglesuela del Cid, comarca del Maestrazgo, recorren 100 kilómetros para ir al Obispo Polanco. Y los vecinos de Cerler tienen su hospital más próximo, el de Barbastro, a 96 kilómetros.

Además, los hospitales Miguel Servet y Clínico de Zaragoza son referencia para todo Aragón en especialidades como Neurocirugía, Medicina Nuclear, Cirugía Torácica y Cardiaca o Quemados. Así que todos los pacientes deben acudir a estos cuando requieren una consulta o intervención de este tipo. También la Cirugía Pediátrica y la de Neonatología se derivan al hospital Infantil de la capital aragonesa.

Diferentes opiniones

Pero, ¿cuál es la solución para hacer frente a esta peculiaridad geográfica y asistencial? Hay disparidad de opiniones respecto a esta pregunta. La Asociación Española Contra el Cáncer ha defendido en numerosas ocasiones la necesidad de crear unidades satélites con aceleradores en Huesca y Teruel para reducir los desplazamientos que tienen que hacer algunos pacientes con cáncer. De momento, el Departamento de Sanidad ha invertido en la renovación de los equipos de Zaragoza y ha adquirido tres nuevos. Además, debido a la presión social, ha dejado la puerta abierta a que se instale una máquina en el nuevo hospital de Teruel.

La presidenta del Colegio de Médicos de Zaragoza, Concha Ferrer, rechaza la idea de llevar los servicios sanitarios a la puerta de casa de los ciudadanos y considera que se debe luchar por mejorar y garantizar la movilidad de la gente. "Hay que valorar el coste de los recursos sanitarios y la calidad del tratamiento que vas a ofrecer. ¿Quién tendrá más experiencia aquel que opera cientos de personas o el que interviene a medio centenar?", sostiene la representante de los facultativos. "Por no hablar de que en estos momentos tenemos una evidente falta de especialistas", añade.

Con más dudas se muestra el presidente de la Sociedad Aragonesa de Neurocirugía, Jesús Aguas. Asegura que es "fiel defensor" de la neurocirugía de proximidad ya que es la que garantiza la mejor atención en el menor plazo posible. "El tiempo crítico para atender a un paciente no debería pasar de cuatro horas. Esto es un esfuerzo de coordinación y recursos muy importante", explica. No obstante, reconoce que para abrir un nuevo servicio de Neurocirugía en un hospital se debe garantizar tanto un mínimo de población asignada de 300.000 habitantes como de casos atendidos. "Igual lo que habría que hacer es un esfuerzo en mejorar la movilidad, los transportes, pero quizás también en intentar repoblar determinadas zonas", concluye.


Fuente: www.heraldo.es
Fotografía: www.rtve.es