lunes, 20 de enero de 2020

Dispara en Villanueva de Gállego a la ambulancia que se desplazó a su domicilio para atenderle

No resultó herido nadie, aunque la ambulancia sufrió daños por los impactos.
La Guardia Civil le detuvo como autor de un delito de atentado a la autoridad.


Nueva agresión al personal sanitario en Aragón. Un vecino de Villanueva de Gállego (Zaragoza) disparó a los sanitarios que fueron a asistirle a su vivienda, después de que la esposa llamara al 061 para que fuera atendido. Nadie resultó herido, aunque la ambulancia y las fachadas de los inmuebles colindantes resultaron dañados como consecuencia de los impactos.

El arresto de este hombre, identificado como R. C. C., se produjo sobre las 15.00 horas en la calle Miguel Servet de este municipio zaragozano. La Guardia Civil tuvo que acudir inmediatamente a evitar una desgracia, después de que fueran alertados de que este hombre se había apostado en la ventana de su casa y estaba disparando contra los servicios médicos de urgencia y contra una patrulla de la Policía Local que también se había desplazado hasta el lugar. Fue la llegada de la Benemérita lo que le hizo deponer su actitud violenta y entregarse a los agentes. En ese momento, el personal del 061 le asistió antes de que la Guardia Civil le leyera sus derechos al quedar detenido como autor de sendos delitos de amenazas, daños y atentado contra agente de la autoridad. Los agentes del Equipo de Policía Judicial de Casetas le intervinieron el arma empleada, resultando ser una corta de aire comprimido.

Unos hechos que atemorizaron a los vecinos de Villanueva de Gállego ante el ruido de las detonaciones, unido al de las sirenas de la ambulancia, de la Policía Local y de la Guardia Civil que se trasladó con urgencia hasta el domicilio del ahora arrestado.

Muchos recordaron otro suceso que todavía no se ha aclarado ocurrido en agosto del año pasado, en el parque San Jorge de esta localidad. Sobre las 16.45 horas, un hombre de 36 años resultó herido de bala, mientras paseaba con su perro. Recibió un disparo en la rodilla y tuvo que ser evacuado de urgencia al hospital Royo Villanova, donde le extrajeron una bala del calibre 22. La víctima no pudo ver a su agresor ni tampoco el lugar en el que se escondía. Tras los hechos, la Policía Local de Villanueva de Gállego activó un plan de seguridad especial para evitar nuevos incidentes y para dar con el autor, si bien todavía no ha podido ser identificado.

En el recuerdo también está la detención de Antonio C., de 52 años, en el 2013, después de que hiriese a su cuñado tras dispararle con una pistola del calibre 22. La discusión entre los dos familiares se inició por una estufa, según fuentes vecinales. El propio agresor se entregó a la Guardia Civil.


Fuente: www.elperiodicodearagon.com
Fotografía: www.comarcaacomarca.com

martes, 14 de enero de 2020

Nuevo brote de sarna detectado en Aragón

Ha vuelto a suceder en Teruel y hay tres afectados, alguno de ellos menor de edad.


Un nuevo brote de escabiosis (o sarna) ha sido detectado en la primera semana del año en Teruel, donde hay tres personas perjudicadas de entre 12 y 44 años, todos de la misma familia. Esta afección es la tercera de estas características en el último mes en Aragón, ya que en las tres últimas publicaciones del boletín epidmiológico de Salud Pública se han notificado casos de sarna. 

Para este último brote se ha instaurado tratamiento a los pacientes por parte del servicio de Dermatología del hospital Obispo Polanco y desde Salud Pública se ha recomendado las medidas higiénico-sanitarias oportunas a la familia. 

Los tres afectados notificados hace unos días se suman a los cuatro ya comunicados hace tres semanas, también en Teruel, y a los nueve pacientes que padecieron sarna en un centro ocupacional y residencial de Zaragoza a mediados de diciembre. 

La sarna es un cuadro que causa picazón en la piel y es provocada por el ácaro microscópico Sarcoptes scabei. Sus principales síntomas son irritación o erupción y picor intenso, especialmente durante la noche. 

Gastroenteritis

Por otro lado, el boletín apunta dos brotes familiares de gastroenteritis. El primero de ellos en la zona de Alcañiz, con 5 miembros afectados de entre 8 y 74 años. Todos evolucionan "favorablemente" y Salud Pública ha recomendado las medidas higiénicas oportunas. El segundo brote ha tenido lugar en una residencia de personas con discapacidad de Zaragoza. Han enfermado 11 de los 75 residentes y también 13 de los 92 trabajadores. "La sintomatología es autolimitada y ninguno ha requerido hospitalización", apuntan desde Salud Pública. El suceso está en proceso de investigación.


Fuente: www.elperiodicodearagon.com
Fotografía: www.heraldo.es

miércoles, 8 de enero de 2020

El escándalo de los "stents": se intentó ocultar por intereses comerciales que generan un 80% más de posibilidades de padecer un infarto

La BBC destapó esta semana que un ensayo clínico patrocinado por Abbott, un conocido fabricante de 'stents' cardíacos, ocultó datos clave que ayudaron a escribir recomendaciones médicas a su favor.

El verdadero escándalo está en las presiones de Abbott por dirigir el estudio hacia sus propios intereses aumentando las posibilidades de sufrir un infarto en la población tratada.


Para los médicos hay dos formas de afrontar la enfermedad de tronco de la arteria coronaria izquierda. Una de ellas es rápida y poco invasiva: consiste en la colocación de un 'stent' o muelle para dilatar la arteria desde dentro y permitir el paso de sangre de nuevo al corazón. La otra opción requiere hacerle un 'bypass' a corazón abierto. Si ambas le garantizaran el mismo resultado, ¿por cuál optaría usted?

Hasta ahora, el principal ensayo clínico comparando ambos procedimientos concluía en 2016 que "los 'stents' liberadores de fármacos pueden ser una alternativa aceptable al 'bypass' coronario en pacientes seleccionados con enfermedad de tronco de la arteria coronaria izquierda". Los resultados del estudio EXCEL, que se prolongó durante varios años, se publicaron en el prestigioso 'New England Journal of Medicine' y han servido para que, tanto en Estados Unidos como en Europa, los 'stents' comenzaran a aplicarse por doquier, disparando su uso en esta complicación cardíaca, pero también en otras para las que en principio no estaban médicamente indicados.

Esta semana, la BBC —en su programa de investigación 'Newsnight' el mismo espacio que recientemente destapó la relación del Príncipe Andrés con Jeffrey Epstein— ha revelado que el citado estudio, financiado por Abbott, uno de los principales fabricantes mundiales de 'stents', ocultó parte de los resultados científicos en la publicación del estudio. Concretamente, una parte que señalaba que los portadores de un 'stent' tenían hasta un 80% más de probabilidades de sufrir un infarto tras el tratamiento.

En la revisión a los cinco años del estudio, también publicada en el 'NEJM' hace escasamente un mes, todavía se afirmaba que "no hubo diferencias significativas" entre ambas técnicas "con respecto a la tasa del resultado compuesto de muerte, accidente cerebrovascular o infarto de miocardio a los cinco años".

Aunque la cadena británica no ha revelado quién le filtró esos resultados nunca publicados o cómo los obtuvieron, la revelación ha provocado que la Sociedad Europea de Cirujanos Cardiovasculares y Torácicos (EACTS) retire por precaución su apoyo a las recomendaciones clínicas en lo que a esa enfermedad respecta. "Si la información del ensayo se demuestra correcta, la recomendación no es segura" para los pacientes, declaran.

En el EXCEL, que fue coordinado desde Estados Unidos por el cardiólogo Gregg W. Stone de la Universidad de Columbia, participaron un total de 1905 pacientes. España fue uno de los países que más pacientes aportó, concretamente a través del Hospital Clínic de Barcelona. El cardiólogo Manel Sabaté y el cirujano cardiovascular José Luis Pomar figuran entre los primeros autores de ambos estudios, aunque fuentes conocedoras del proceso consultadas por El Confidencial eximen a ambos de la presunta manipulación de estos datos, que se habría producido a un nivel mayor.

De hecho, en 2016, cuando se presentaron los resultados que equiparaban el 'stent' al 'bypass', el propio Pomar advertía que "es preciso más seguimiento ya que otros estudios previos mostraban una mayor incidencia de eventos cardíacos y la necesidad de nuevos procedimientos por mayor reaparición de la angina en los no quirúrgicos". Esto, sin embargo, no apareció reflejado en los resultados del estudio. Este periódico se ha puesto contacto con el Clínic para recabar la versión de Pomar, que actualmente está jubilado y ha limitado su colaboración con el hospital, pero no fue posible a la hora de cierre del artículo.

"Ha habido un descaro absoluto y una falta de rigurosidad por parte de la clase médica, con gran presión de las casas comerciales", explica a este periódico un miembro de la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular, muy indignado por lo sucedido con este estudio.

"En España estamos en un ratio de que por cada diez o catorce pacientes, según la comunidad autónoma, que se ponen un 'stent' se opera solamente a uno, en Europa están en cuatro a uno, es decir, la situación está descontrolada. De hecho, el rey don Juan Carlos se operó, si hubiese sido una persona normal le habrían puesto un 'stent' pero nadie se atrevió a ponerle un 'stent' que no estaba indicado", añade este cirujano, que prefiere no aparecer con nombre y apellidos.


Cómo se destapó todo

El pasado mes de octubre, durante la reunión anual de la EACTS en Lisboa, David Taggard, cirujano y doctor por la Universidad de Oxford, anunció que abandonaba el EXCEL, donde ejercía de director del comité de cirugía. "Encontraba preocupante que parecía haber una señal muy fuerte que no aparecía reflejada con precisión en el estudio del New England Journal of Medicine", explicó en su momento el cirujano, que también intervino ante las cámaras de la BBC. "No estamos hablando de dos pastillas para un dolor de cabeza, hablamos de gente muriendo. Los datos son los datos y eso es lo que muestran".

La periodista británica Deborah Cohen explicaba que otro de los comités del estudio (Data Safety Board) ya expresó dudas sobre los resultados, pero que algunos de los autores principales hicieron caso omiso a sus correos electrónicos. Tampoco le dieron importancia a un dato que sí aparecía, y que señalaba que los tratados con 'stents' tenían un riesgo de muerte un 38% mayor. Pese a ser llamativo, no llegó a aparecer en las conclusiones que seguía valorando por igual a ambas técnicas.

El director del estudio, Gregg Stone, lo achacó a un probable falso positivo, "ya que no ha aparecido nunca nada similar en un estudio".

Tras la denuncia pública de Taggard, la BBC accedió a esos datos nunca publicados que demostraban que el 'bypass' era mucho más aconsejable que los 'stents' para tratar la enfermedad de TCI. En un primer momento, los responsables del estudio contraatacaron diciendo que los datos eran falsos, pero un análisis realizado por expertos sembró la duda en la asociación europea de cirujanos.

"Se ponen en contacto con nosotros y con la Sociedad Europea de Cardiología, porque las guías están escritas por las dos", explica a El Confidencial un médico conocedor de la situación. "Nos dicen que se han filtrado unos datos desconocidos que, según parece, ofrecen resultados muy diferentes a lo que se había mostrado".

Esta es la principal causa por las que la EACTS retiró su apoyo a esa recomendación concreta antes incluso de que se emitiera 'Newsnight' el pasado 9 de diciembre. "Quitamos el apoyo a ese capítulo de las guías antes del programa porque ellos nos lo comunicaron con unos cuantos días de antelación", explica este profesional. "Si esto es verdad y estamos poniendo esto en las guías, estamos poniendo en peligro la vida de pacientes, así que hasta que esto no se aclare no podemos apoyarlo".

Cuando analizaron los datos, comprobaron dónde estaba la madre del cordero.

"El estudio es uno de los principales que comparan la cirugía con el tratamiento intervencionista, está muy bien hecho pero la principal variable que se estudiaba era una compuesta. A veces es difícil elegir una variable: que uno tenga un infarto, que uno se muera de un problema del corazón… porque cuando uno elige una sola variable necesita un número inmenso de personas para poder encontrar diferencias significativas. Entonces, en lugar de meter muchas personas, lo que se hace es meter varios posibles eventos: infarto, mortalidad, ictus…", continúa esta misma fuente.

Esa definición de infarto es la clave. Los autores del estudio se inventaron una definición "que se refiere únicamente a marcadores CK-MB de daño miocárdico y que mucha gente cree que perjudica a la cirugía", indica este experto. "Hay otros marcadores que sí se tienen en cuenta en lo que se conoce como la 'definición universal' de un infarto al corazón. Ellos, en el protocolo original dicen que, aunque de forma secundaria, van a estudiar el infarto según la definición original, y este es uno de los problemas principales: cuando escriben el artículo esto no aparece".

En resumen, muchos de los pacientes a los que se instalaron 'stents' registraron infartos, pero como no entraban dentro de la definición particular, no contaron.

Las sospechas señalan hacia la Cardiovascular Research Foundation, fundación estadounidense que emplea al doctor Stone como codirector de investigación médica, y hacia el Thoraxcenter de la Universidad Erasmo de Rotterdam, donde se realizaron los análisis estadísticos de los resultados recogidos en varios países, entre ellos España. Patrick Serruys, otro de los autores principales del estudio, investiga en ese centro y es coautor de otros trabajos junto a Stone.


¿Cardiólogos contra cirujanos?

De fondo late siempre la eterna polémica entre cardiólogos intervencionistas y cirujanos del corazón. Hace unos años, solo estos últimos podían intervenir a un paciente, dejando a los primeros un rol meramente de diagnóstico, asesoramiento y traslado al quirófano. Sin embargo, la llegada de los 'stents' le dio la vuelta a la situación ya que no es necesario más que introducir un tubito largo y fino por una de las arterias del paciente para dilatarle la arteria y dejar el muelle dentro.

Entonces fueron los cirujanos quienes comenzaron a protestar, quejándose de que los cardiólogos colocaban 'stents' en situaciones donde las guías clínicas recomendaban cirugía.

"Parece que todo esto sea un nuevo capítulo de la guerra entre cirujanos y cardiólogos intervencionistas, y no es así realmente", dice a El Confidencial el antes citado miembro de la EACTS. Para él, el verdadero escándalo está en las presiones de una casa comercial, Abbott, por dirigir el estudio hacia sus intereses y en la falta de rigor de una revista médica como el 'NEJM' al no haber sido capaz de detectar discrepancias entre ese 35% más de posibilidades de muerte y las conclusiones, que afirman que ambas técnicas son equiparables.

"Tampoco se trata de ser alarmistas sin necesidad, cuando tú dices 'tienes un 80% más de probabilidades de morirte' parece una barbaridad, y aunque la cifra es verdad, hay que pensar que si con un tratamiento tienes un 2% de morir a los cinco años y con otro un 3,6%, eso significa un 80% más de probabilidades de morirte, pero no es un 80% de probabilidad absoluta sino relativa", explica. "Sin embargo la diferencia es llamativa, y cuando tratas con vidas de personas, es importante".

La Sociedad Europea de Cardiología ha manifestado que, de momento, seguirá cumpliendo con la recomendación tal y como está escrita, pero que al mismo tiempo "en los últimos días, hemos sido informados de que pueden haber hallazgos adicionales de un estudio que no se incluyeron en la publicación original", por lo que se reunirán con los cirujanos para revisar los datos "y evaluar su relevancia para nuestras actuales recomendaciones".


Fuente: www.elconfidencial.com
Fotografías: www.asssa.es: balón-stent // secardiologia.es: mano // elpais.com: operación

viernes, 3 de enero de 2020

Se investiga en Aragón un caso de malaria autóctona

El afectado está ingresado y es un paciente de edad avanzada. 
Presenta un cuadro "complicado" por otras enfermedades.
El anciano no había viajado a zonas donde la enfermedad es endémica.


Un caso de malaria autóctona ha sido detectado en la ciudad de Zaragoza en un hombre de edad avanzada que, según informó el pasado día 12 el boletín epidemiológico de Salud Pública, no tiene antecedentes de viaje a ninguna zona endémica donde la enfermedad es emergente. El organismo sanitario está actualmente investigando el origen del caso y también del mecanismo de transmisión de la malaria, conocida como paludismo. 

Según han precisado a este diario fuentes del Departamento de Sanidad, el paciente tiene un cuadro "complicado" por otras enfermedades y está ingresado en un hospital de la capital aragonesa. De momento no se han precisado más datos acerca de su evolución.

El último caso de malaria autóctona en Aragón tuvo lugar en el 2010 en un hombre que residía en la provincia de Huesca y que tampoco había viajado fuera de España. En la comunidad, de 1996 a 2018 se notificaron 652 casos y solo uno autóctono, el de Huesca. En este 2019 hay notificados 49. Todos han sido importados (salvo el oscense citado), con antecedente de viaje a zona de riesgo durante el periodo de incubación. El mayor porcentaje (45,2%) procedía de Guinea Ecuatorial y el 97,6% no tomó quimioprofilaxis contra el paludismo o fue incompleta, según el informe de balance publicado por Salud Pública sobre malaria. 

Por otro lado, en el 2018 en los Centros de Información y Vacunación de Viajeros Internacionales de Aragón se atendieron 9.596 consultas presenciales. El 67,8% de las personas que allí acudieron tuvieron relación con viajes a zonas de riesgo de paludismo. Esta enfermedad es uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial. En el año 2017 se estimaron 219 millones de casos, 435.000 muertes y 87 países con paludismo autóctono, según el último Informe Mundial sobre el Paludismo.

La patología está erradicada en España desde 1964 y la causa el mosquito anofeles

La malaria está causada por parásitos que se transmiten a través de la picadura del mosquito anofeles (Anopheles). Una vez en la sangre, este parásito se dirige al hígado y allí llega a multiplicarse, matando las células hepáticas. La malaria o paludismo fue erradicada en el siglo XX en las zonas templadas, por lo que se limita a países tropicales. En España, concretamente, se erradicó en el año 1964, aunque es posible la aparición de casos de malaria autóctona como el que se acaba de hallar en Aragón. Dado que la mayoría son importados, el parásito llega mediante viajeros a zonas endémicas, a través de sangre infectada, trasplante de órganos, contaminación cruzada de materiales y fluidos aplicados de modo invasivo o por inoculación con agujas infectadas.

Los síntomas más habituales de la malaria son fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y vómitos. El riesgo de contagio existe con gran posibilidad en África Subsahariana, en América Central y en el Sudeste Asiático. Respecto al tratamiento, existen profilácticos que sirven para prevenir el contagio, así como distintas vacunas experimentales que tienen como objetivo erradicar la enfermedad.


Fuente: www.elperiodicodearagon.com
Fotografía: www.muyinteresante.es

jueves, 26 de diciembre de 2019

Cuatro de cada 10 mujeres maltratadas de más de 65 años han sufrido agresiones durante más de cuatro décadas

El informe se basa en una muestra de 245 mujeres y su objetivo es poner el foco en la doble discriminación e invisibilidad que enfrentan.

El 60% revelan haber sufrido violencia económica: de ellas, cuatro de cada diez señalaron que él se apropiaba de su dinero.

Según un estudio presentado este mes de diciembre por el Ministerio de Igualdad, cuatro de cada diez la han vivido durante más de 40 años y el 27%, entre 20 y 30.


La mayor parte de las mujeres mayores de 65 años que han sido víctimas de la violencia de género (un 67%) lo han sido durante más de 20 años: cuatro de cada diez durante más de 40 y el 27% entre 20 y 30. Lo revela un estudio reciente presentado este mes de diciembre por el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, que ha celebrado la jornada de conmemoración del 15º aniversario de la Ley Integral contra la Violencia de Género. 

El informe se ha basado en una muestra de 245 mujeres usuarias del Servicio Telefónico de Atención y Protección para víctimas de la violencia de género (ATENPRO). El objetivo es poner el foco en los factores que determinan la "especial vulnerabilidad" de estas mujeres que viven en muchos casos una realidad oculta lastrada por la dependencia económica o el rol de cuidadoras o garantes de la unidad familiar que sigue pesando sobre ellas.

De hecho, los hijos se erigen como uno de los principales motivos para no separarse de sus entonces parejas, algo que aducen el 32% de las encuestadas. Por otro lado, seis de cada diez revelan haber sufrido violencia económica: de ellas, el 55% de las mujeres no recibían dinero para los gastos del hogar, el 41% dijo que él se apropiaba de su dinero, el 34% de las señalan que no les dejaban trabajar o estudiar fuera del hogar y un 31% dicen que él se apropiaba de sus bienes. 

Según las conclusiones de la investigación, realizada por Cruz Roja Española con apoyo de la Universidad Carlos III de Madrid, las mujeres mayores de 65 años experimentan una discriminación de género "en mayor medida" que las jóvenes, lo que se une a una discriminación por edad más fuerte que la experimentada por los hombres mayores. Una doble exclusión, señala el informe, que "está en la base de la invisibilidad" de este tipo de violencia. 

El temor por una nueva agresión

Aunque, en general la mayoría de víctimas de maltrato no denuncian, la cifra desciende en el caso de las mujeres mayores, según reveló la Macroencuesta de Violencia de Género de 2015. Ellas acuden en menor medida a la Policía o a los juzgados para señalar el maltrato que están sufriendo (22,2%) que las de menos de 65 años (29,6%). También las mayores piden menos ayuda a otro tipo de servicios (médico, psicólogo...) que las mujeres más jóvenes –solo un 33,8% frente al 46,8%–.

Y es que las expertas exigen que la espiral de violencia y trabas que se suelen entrelazar en este tipo de realidades sean atajadas mediante unos servicios públicos y protocolos adaptados a las necesidades de estas mujeres y una fuerte red de acompañamiento, algo que en gran medida sigue sin desarrollarse.

Cabe destacar, además, que el 56% de las mujeres entrevistadas declara haber mantenido relaciones sexuales contra su voluntad por miedo al maltratador y casi la mitad (el 46%) considera que el riesgo de que su expareja cometa una nueva agresión es "alto o muy alto"; el 28% señala un riesgo "moderado" y el 26% lo estima "bajo o muy bajo".

El informe, además, hace referencia a los hijos de las mujeres, considerados víctimas directas de la violencia de género que sufren sus madres desde 2015, cuando se reformó la Ley de Protección a la Infancia. Siete de cada diez mujeres entrevistadas revelaron que sus hijos e hijas presenciaron agresiones y tres de cada diez también fueron víctimas de agresiones, insultos, menosprecios o intimidaciones. 


Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: elpais.com

miércoles, 18 de diciembre de 2019

España es el país que menos invierte en Sanidad de la Unión Europea

Sin embargo, gracias a las políticas de prevención los ciudadanos gozan de mejor salud: tienen la esperanza de vida más alta, menos muertes por causas evitables y mayor supervivencia por cáncer, según un informe de la Comisión Europea.


España está a la cola de Europa en gasto sanitario público. No obstante, en la mayoría de los indicadores de salud, se sitúa por encima de los países europeos a pesar de que destina un 8,9 % del PIB al gasto sanitario, comparable a Chequia o Eslovenia, frente al 9,8 % de la media comunitaria, con un gasto medio por persona y año de 2.371 euros (la media de la UE es de 2.884 euros). 

En general, sus ciudadanos gozan de mejor salud: tienen la esperanza de vida más alta de la Unión Europea, menos muertes por causas evitables y mayor tasa de supervivencia por cáncer, según un informe de la Comisión Europea (CE). 

Esto se debe a las políticas de prevención que actúan sobre los factores de riesgo, una atención primaria "fuerte" que evita que las personas lleguen al hospital y las iniciativas que reducen las actuaciones de escaso valor sanitario, como el traspaso de cirugías hospitalarias al ámbito ambulatorio. 

El informe pone de relieve que la esperanza de vida en España es la más alta de Europa (2,5 años por encima de la media), aunque no todos los años que se viven en la vejez se tiene buena salud: a partir de los 65 años, los españoles dicen tener más enfermedades crónicas, más limitaciones en las actividades cotidianas y más síntomas de depresión. 

No obstante, las desigualdades sociales y la brecha de género y de nivel educacional en cuanto a esperanza de vida son menos pronunciadas que en la mayoría de países europeos, según el informe, en el que ha participado también el Observatorio Europeo de Sistemas de Salud.

Las cardiopatías isquémicas (infartos), los accidentes cerebrovasculares (ictus) y el cáncer de pulmón siguen siendo las principales causas de muerte, aunque en las enfermedades cardiovasculares la tasa de mortalidad ha disminuido. 

Han aumentado las muertes por alzhéimer debido al envejecimiento de la población (España es uno de los países europeos más envejecidos) y al mayor diagnóstico de esta enfermedad. 

Más de un tercio de las muertes pueden atribuirse a tres factores de riesgo: el tabaquismo es el principal, causa 67.000 fallecimientos al año y representa el 16 % de todas las muertes (17 % en la UE). 

La dieta inadecuada (escasa ingesta de frutas y hortalizas y un consumo elevado de azúcar y sal) se cobra 52.000 muertes cada año (el 12 % del total frente al 18 % de la UE), mientras que otras 32.000 personas mueren al año por consumo de alcohol y 9.500 por la escasa actividad física.  

El sobrepeso y la obesidad, que afecta a casi un 20 % de los adolescentes, y el consumo de alcohol en los jóvenes en forma de "atracón" son problemas que van en aumento en nuestro país. 

El informe destaca que España cuenta con una de las tasas de mortalidad más bajas por causas evitables, lo que indica que las intervenciones en salud pública son, en general, eficaces a la hora de prevenir las muertes prematuras. 

Entre ellas señala las leyes antitabaco, los impuestos al tabaco, el calendario vacunal único, la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) o el acuerdo con la industria alimentaria para reducir los niveles de azúcar en los productos manufacturados. 

La hospitalización evitable para algunas enfermedades crónicas como diabetes o insuficiencia cardíaca se encuentra también por debajo de la media europea y las tasas de supervivencia para la mayoría de los cánceres están por encima. 

España tiene menos enfermeras/os

En cuanto a los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS), cuenta con menos enfermeras que la media europea y se observa una tendencia hacia los contratos temporales. 

Las necesidades insatisfechas de servicios médicos de los españoles son bajas (solo el 0,1 % de la población lo señala), aunque aumentan en lo referente a la atención dental (un 4 % de los ciudadanos aseguran prescindir por motivos económicos, distancia o tiempos de espera). 

Precisamente la asistencia dental (no cubierta por el SNS) y el copago de medicamentos sitúa los pagos directos por parte de los ciudadanos en el 25 %, bastante superior a la media de la UE (16 %).


Fuente: www.publico.es
Fotografía: theobjective.com

martes, 10 de diciembre de 2019

El Sistema Nacional de Salud (SNS) bate su peor récord: 115 días de espera para una operación y más de 671.000 pacientes en lista de espera

La lista de espera quirúrgica del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha vuelto a crecer en 2019, según los datos recopilados hasta el 30 de junio de este año, que situaba a 671.494 pacientes en espera - 87.476 pacientes más que hace un año-, un crecimiento récord nunca hasta ahora recogido en las estadísticas publicadas por el Ministerio de Sanidad.

El tiempo medio de demora para someterse a una operación también ha vuelto a aumentar con respecto al pasado año, concretamente 22 días, pasando de 93 a 115 días. Atrás quedan los últimos datos presentados, los de junio, cuando la lista de espera se redujo 11 días. Aunque, los datos de diciembre del 2018, que no han sido publicados este año por Sanidad en su web, si fueron record en cuanto a días de espera ya que situaba el tiempo máximo en 129 días.

Asimismo, tal y como han evidenciado los datos trasladados por las comunidades autónomas al departamento de la ministra en funciones María Luisa Carcedo, Cataluña se mantiene como la región con la mayor tasa de pacientes en espera por cada 1.000 habitantes (23,32 habitantes), seguida de Extremadura (21,01), y Castilla-La Mancha (19,07), que se sitúa en tercer lugar. Les siguen Asturias (18,69), Aragón (17,08), Andalucía (17,07), Cantabria (17,04), La Rioja (15,39) y Murcia (15,30).

Por el contrario, por debajo de la media nacional, de 14, 85 habitantes por cada 1.000, las comunidades que menos tasa de pacientes en lista de espera es Melilla (4,85), Madrid (8,00), País Vasco (8,32), Castilla y León (9,95), Baleares (10,67), Navarra (11,19), Ceuta (11,67), Comunidad Valenciana (12,11) Canarias (12,29) y Galicia (13,10)

De igual modo, existen también diferencias por regiones en cuanto al tiempo medio de espera, siendo Andalucía donde los pacientes esperan más días para someterse a una operación (164 de media), seguida de Castilla-La Mancha (149), Cataluña (146), Canarias (127) y Extremadura (111).

Les siguen Aragón (99), Cantabria (88), Comunidad Valenciana (82), Navarra (79), Ceuta (75), Baleares (73), Asturias (71), Castilla y León (67), Navarra (62), Melilla (60) Galicia (56), país Vasco (49), La Rioja (47) y Madrid (46).

Por otro lado, en Castilla-La Mancha el 29 por ciento de los pacientes en lista de espera tiene que esperar a ser operado más de seis meses; el 26 por ciento en Cataluña y el 20 por ciento en Canarias.

HASTA UN AÑO DE ESPERA PARA LA CIRUGÍA PLÁSTICA

Por especialidades, las que acumulan más pacientes en lista de espera son Traumatología con 171.534; Oftalmología con 140.930 ; y Cirugía General y de Digestivo con 121.519 pacientes. Por contra, las especialidades con menos personas en lista de espera son Cirugía Torácica con 1.992 y Cirugía Cardiaca con 3.053.

Asimismo, las que más han subido y bajado en pacientes son: Oftalmología con 3.547 más en seis meses; Traumatología con 3.373 más; y Urología con 1.682 pacientes más (52.220 en total en espera). Por el contrario, Cirugía General y de Digestivo ha contado con 3.444 pacientes menos con respecto a diciembre, y Ginecología con 1.080 menos (29.651 total en espera actualmente).

Igualmente los tiempos de espera con mayor demora son Cirugía Plástica, que pasa de 138 días el pasado año a 351 días de media de espera, casi un año, aunque el 61,5 por ciento espera menos de seis meses. Le sigue Neurocirugía que pasa de 145 días a 153; y cirugía torácica con 139 días de media, hace un año la era la especialidad con menos media de días con 51 días.

Los 11 procesos clínicos que se monitorizan específicamente en este sistema de información presentan un tiempo medio de espera de 83 días, 5 días más en doce meses. La operación de hallux valgus (juanetes) es la que presenta mayor demora, con 122 días, 9 días más que hace un año; le sigue la artroscopia que pasa de los 102 de hace un año a los 105, y la intervención de la hipertrofia benigna de próstata se sitúa en 104, muy por encima de los 93 días del pasado año.

La demora media registrada para las cataratas, uno de los procesos más frecuentes, ha subido de 62 días a 65 (102.957 personas estaban en junio en espera). Mientras otra de las que más días de espera ha subido son la operación de varices con 101 días de media de espera.

24 DÍAS MÁS DE ESPERA PARA LA PRIMERA CITA CON EL ESPECIALISTA

En cuanto a las esperas para consultas con los diferentes especialistas, globalmente presentan un tiempo medio de espera de 81 días, casi un mes más que hace un año cuando la media de espera era de 57 días. Aunque, baja con respecto a hace seis meses, cuando la media de días ascendía a los 96 de media.

Hay un especialidad que se sitúa por encima de los 3 meses de espera, es Traumatología con 96 días, 28 días más que un año antes; de cerca le sigue Oftalmología, con 83 días, 19 días más que en junio de 2018; cerramos superando de largo los dos meses con Urología que pasa de 57 días a los 79 días en junio.

Hasta dos meses tienen que esperar para Neurología (67 días), 16 más que el años pasado y Cirugía General y Digestivo con 62 días, 23 días más. Mientras, los pacientes para Ginecología 45, Cardiología 61, Dermatología 58 y de ORL 45.

Por regiones, donde más se espera para acudir a estas consultas es en Andalucía con 130 días de media, hasta 77 días más que el pasado año; le sigue Canarias, que pierde el primer puesto, con 107 días, y el tercer lugar es para Cataluña con 95 días. Les siguen Extremadura (82), Aragón (73), Cantabria y Navarra (61) Asturias (59), Castilla y León (55), Comunidad Valenciana (51), Murcia (49), Galicia (38),v Castilla-La Mancha (37), Baleares (36), Madrid y La Rioja (35), Ceuta (28), País Vasco (23) y Melilla (13).


Fuente: infosalus.com
Fotografía: www.eldiariocantabria.es