martes, 8 de octubre de 2019

Aragón lidera el desarrollo de una técnica pionera para luchar contra las células cancerígenas desde el interior del tumor

Introducen catalizadores como "caballos de Troya" en células tumorales para matarlas desde su interior.

Investigadores e investigadoras de las universidades de Zaragoza y de Granada y del Centro de Investigación del Cáncer de Edimburgo desarrollan esta nueva herramienta.


Utilizar caballos de Troya para combatir el cáncer desde el interior de las propias células tumorales sin dañar al resto de tejidos sanos es el objetivo de la nueva herramienta creada por investigadores e investigadoras del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza, de ARAID del Gobierno de Aragón, de la Universidad de Granada (UGR) y del Cancer Research UK Edinburgh Centre, en la Universidad de Edimburgo.

En concreto, los científicos han utilizado exosomas como caballos de Troya para llevar catalizadores de Paladio (Pd) hasta el interior de células cancerosas. “Hemos introducido el catalizador dentro de unas minúsculas vesículas o exosomas con un tamaño del orden de 100 nanómetros, que son capaces de viajar al interior de la célula tumoral. Una vez allí, han catalizado una reacción que transforma una molécula pasiva en un potente anticancerígeno”, señala Jesús Santamaría, catedrático de la Universidad de Zaragoza, que junto con el Prof. Unciti-Broceta ha liderado este trabajo que publica la prestigiosa revista científica Nature Catalysis.

En el estudio “Cancer-derived exosomes loaded with ultrathin palladium nanosheets for targeted bioorthogonal catalysis” participan María Sancho, Víctor Sebastián y Manuel Arruebo, de la Universidad de Zaragoza, y Pilar Martín-Duque, de la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID adjudicada al IACS) del Gobierno de Aragón en el INA y asociada al IIS-Aragón, así como la investigadora de la UGR, Belén Rubio Ruiz. El trabajo se ha realizado en colaboración con el grupo de investigación de la Universidad de Edimburgo, dirigido por el profesor Unciti-Broceta.

“Matar una célula cancerosa es sencillo: hay multitud de moléculas tóxicas que pueden hacerlo. El problema es conseguir que el tóxico vaya a la célula cancerosa solamente, y no a células sanas en el organismo. Esta falta de selectividad a la hora de dirigir las drogas anticancerígenas es la causa de los efectos secundarios, a menudo devastadores, que sufren los pacientes de cáncer en tratamiento quimioterápico. En lugar de inyectar esos fármacos en el torrente sanguíneo, sería mucho mejor si se pudieran fabricar directamente en el interior de las células cancerosas. Y eso es lo que ha logrado este equipo internacional de científicos”.

“Usamos catalizadores en muchos aspectos de la vida cotidiana porque permiten llevar a cabo reacciones químicas que, de otra forma, no serían posibles. Por ejemplo, los gases que salen de nuestro coche pasan por un catalizador para convertirlos en otros menos dañinos para el medio ambiente y la salud”, indican los autores del trabajo. Por eso sorprende que la catálisis, tan útil en tantos campos, no se emplee prácticamente en oncología. “Esto se debe a que existen grandes obstáculos: encontrar catalizadores y reacciones adecuadas y, sobre todo, llevar los catalizadores al interior de las células objetivo, y no a otras”.

La clave: los exosomas

Sin embargo, apuntan, “los exosomas pueden tener la clave. Los exosomas se secretan por parte de la mayoría de las células y están rodeados por una membrana que contiene elementos que son característicos de la célula de la que provienen. Eso les proporciona selectividad (tropismo hacia las células de origen), y hace posible llevar una carga terapéutica preferentemente hasta la célula original, incluso en presencia de otras células”.

 Los autores del trabajo han encontrado la manera de inducir la síntesis de catalizadores (nanoláminas de Pd con un espesor de poco más de un nanómetro) en el interior de exosomas de células tumorales sin perturbar las propiedades de sus membranas, convirtiendo así los exosomas en caballos de Troya capaces de llevar el catalizador hasta las células cancerosas originales. Una vez allí, han catalizado la síntesis “in situ” de un compuesto anticancerígeno (panobinostat, un quimioterápico aprobado en 2015).

Los investigadores describen este proceso cuya eficacia han demostrado en su estudio: “Hemos recogido exosomas del mismo tipo de célula cancerosa que se pretende tratar, los cargamos con el catalizador de paladio y lo devolvemos al medio de cultivo. Allí, gracias a su tropismo selectivo, los exosomas se encargan de llevar el catalizador hasta la célula original. Una vez dentro, el catalizador convierte el panobinostat inactivo en la forma activa y tóxica, produciendo la muerte de la célula tumoral justo en el lugar que queremos: el interior de la célula tumoral”.

La clave del proceso, explican, “es la selectividad del transporte mediante exosomas. De este modo, el panobinostat solo se genera dentro de las células a las que ha llegado el catalizador, produciendo preferentemente la muerte de las células tumorales originales, mientras que los niveles de mortandad en otras células son mucho menores”.


Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: www.efe.com

lunes, 30 de septiembre de 2019

El sistema sanitario español tiene mucho que mejorar por mucho que digan los políticos

Es raro el mes en el que un político no menciona que el sistema sanitario público español es de los mejores del mundo. Pero, ¿en qué se fundamentan este tipo de afirmaciones, sobre todo después de las restricciones presupuestarias por la crisis de 2008?


Lo primero que debemos saber es que dependiendo de qué es lo que se compara, el resultado puede variar enormemente. Así, si hacemos una clasificación de la bondad de los sistemas sanitarios de los países europeos y escogemos indicadores tales como los trasplantes de órganos, la reproducción asistida o la tasa de cumplimiento del calendario vacunal infantil, España estará, sin duda, a la cabeza de la clasificación. Ahora bien, si escogemos las listas de espera, el correcto consumo extrahospitalario de antibióticos o la cobertura sanitaria de profesionales de salud mental, encontraremos a nuestro país en una posición muy diferente. El segundo aspecto a considerar es la calidad de los datos de los indicadores de que se disponen de los países que entran en el análisis.

No son muchos los estudios comparativos disponibles que se pueden consultar para saber en qué situación se encuentra el sistema sanitario español en relación al de otros países. Lo que realmente importa es cómo se compara nuestro sistema sanitario con el de los países europeos. Referirse al "mundo" no deja de ser una trampa, pues cualquier país occidental tendrá un sistema sanitario "de los mejores del mundo" si se tiene en consideración a los países en vías de desarrollo. A continuación, se van a mencionar dos estudios que se realizaron con metodologías muy diferentes.

El primero se publicó en la revista médica Lancet, y fue realizado por el proyecto Carga Global de Enfermedades 2016 (GBD, en sus siglas en inglés). En este análisis se estudió el acceso y la calidad del cuidado de la salud mediante un índice global que puede tomar valores de 0 a 100. En el índice se consideraron la muerte por causas que se podrían haber evitado si hubiese un cuidado médico efectivo y la existencia de medidas preventivas. Se estudiaron 32 causas que incluyen, entre otras, ocho enfermedades infecciosas, ocho tipos de cáncer, y cuatro enfermedades cardiovasculares. Cada causa puede recibir de 0 a 100 puntos.

En 2016, la puntuación más alta de los países de la Unión Europea la obtuvieron Finlandia, Holanda y Luxemburgo con 96 puntos y la más baja, Bulgaria con 77. España obtuvo 92 puntos ─como Alemania y Francia─, y se situó en el puesto 9, mientras que Italia y Reino Unido obtuvieron 95 y 90 puntos, respectivamente. En 12 indicadores, España obtuvo la mejor puntuación (100), mientras que las peores fueron en cáncer de piel (57) y cáncer de cuello uterino (60). Si nuestros políticos utilizan esta clasificación, podrían afirmar que España dispone de uno de los mejores sistemas sanitarios, aunque este estudio, por los indicadores que usa, no permite establecer diferencias sustanciales entre países con sistemas sanitarios avanzados.

El segundo análisis es el Euro Health Consumer Index 2018 (el Índice Europeo de Consumo de Salud), que desde 2006 publica periódicamente Health Consumer Powerhouse, una entidad privada radicada en Francia. Al introducir indicadores de ámbitos muy diferentes, permite analizar los sistemas sanitarios desde una perspectiva amplia. Así, se analizan y puntúan 47 indicadores de aspectos muy diversos: derechos e información a los pacientes, tiempo de espera, resultados en salud, medidas preventivas, cartera de servicios o medicamentos. La puntuación máxima es de 1.000 puntos. La mejor puntuación la obtuvo Holanda con 883, y la peor Rumanía con 549. España obtuvo 698, situándose en el puesto 15 de 25 países de la Unión Europea. Francia, Alemania y Reino Unido obtuvieron 796, 785 y 728 puntos, respectivamente; Italia 687. Francia, en este estudio, tiene un sistema sanitario un 14% superior al español.

La peor área del sistema sanitario español es la relativa al tiempo de espera, que evaluó indicadores como el acceso directo al especialista, la cirugía programada con una espera menor a 90 días o la realización de un escáner en menos de 7 días. Las mejores áreas fueron la de la cartera de servicios y la de medidas preventivas. Un problema de este estudio es el de los indicadores elegidos: siempre habrá quienes piensen que otros son más adecuados. Otro problema es el de la calidad de los datos utilizados en la evaluación; incluso hay países de los que no se disponen de datos de ciertos indicadores. Nuestros políticos no deberían considerar este estudio si quieren afirmar que nuestro sistema sanitario es de los mejores.

Lo dicho, como casi con todo en este mundo, dependiendo qué y cómo se mide algo se obtienen resultados diferentes.


Fuente: www.infolibre.es
Fotografía: www.eleconomista.es

martes, 24 de septiembre de 2019

La mortalidad y las urgencias aumentaron en Aragón este verano debido a las altas temperaturas

Son las conclusiones de la primera evaluación del Plan de Vigilancia de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud en Aragón.

Se ha analizado el periodo comprendido entre el 1 de junio al 28 de julio. El estudio realiza un análisis de las temperaturas registradas, de las urgencias hospitalarias, de la actividad del 061 y de la mortalidad en este periodo.

Si la media semanal de fallecimientos en estas semanas del año ronda los 130 o 140, se han alcanzado picos de 192 en la semana del 1 al 7 de julio, además de contabilizarse varias semanas por encima de los 140.

De una media habitual de 8.000 urgencias semanales, se han alcanzado picos de 9.049 en la semana del 3 al 9 de junio, y de 8.684 y 8.613 en las dos semanas sucesivas.


"Los periodos de elevación de las temperaturas por encima de lo esperado se traducen en una mayor presión en las urgencias sanitarias y también en un aumento de la mortalidad, además de en un incremento sustancial de las atenciones por patologías relacionadas con el calor". Estas son algunas de las conclusiones de la primera evaluación del Plan de Vigilancia de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud en Aragón, elaborado por la Dirección General de Salud Pública del Departamento de Sanidad del Gobierno autonómico, tras analizar el periodo comprendido entre el 1 de junio al 28 de julio. El estudio realiza un análisis de las temperaturas registradas, de las urgencias hospitalarias, de la actividad del 061 y de la mortalidad en este periodo.

En cuanto a las temperaturas, los criterios de Salud Pública se basan en los umbrales establecidos para cada provincia, a partir de los cuales se considera que hay afecciones para la salud de las personas: Huesca, 34 de máxima y 20 de mínima; Teruel, 36 y 17; y Zaragoza, 36 y 20.

En estas ocho primeras semanas de la temporada 2019, las temperaturas han superado los umbrales tanto máximos como mínimos de forma simultánea en una misma jornada varios días consecutivos en las semanas 26 y 30 en Huesca y en Zaragoza, y también en la semana 27 en el caso de Zaragoza. Además, el número de días de cada mes que las temperaturas reales han superado las temperaturas medias de los últimos 15 años ha sido superior al 50 % tanto en las temperaturas máximas como mínimas en las tres capitales de provincia en julio y también en junio, salvo las mínimas de Teruel. De especial relevancia han sido las olas de calor sufridas los últimos días de junio y la semana del 22 de julio, sobre todo en Zaragoza capital.

Aumento de las urgencias

Durante el periodo analizado se ha estado por encima de la media de urgencias esperadas, lo que sugiere, explican, que el número de urgencias durante las temporadas de calor aumenta cada año, si bien este fenómeno de mayor frecuenciación de las urgencias se observa también en otras épocas del año. Este incremento se ha dado de forma acusada en Zaragoza capital, donde se superaron con creces los valores medios durante todo el periodo.

De este modo, de una media habitual de 8.000 urgencias semanales, se han alcanzado picos de 9.049 en la semana del 3 al 9 de junio, y de 8.684 y 8.613 en las dos semanas sucesivas, por ejemplo. Así, en las ocho semanas analizadas se alcanzaron valores superiores a la media en Zaragoza capital, en cuatro de las ocho en Huesca y en siete en Teruel.

Más aún se ha percibido este incremento en los servicios atendidos por el 061. Los picos de asistencias se han registrado en las semanas 26 (3.119 urgencias), 27 (3.237) y 30 (3.237), coincidiendo con las semanas de más calor. La media de asistencias de los últimos 5 años es de 2.700 urgencias semanales.

En cuanto a las atenciones en los servicios de Urgencia por patologías relacionadas con las altas temperaturas, del 1 de junio al 28 de julio se notificaron 139 asistencias por estas causas (golpe de calor, síncope, agotamiento por calor, calambres, edema por calor, fatiga…). El día 29 de junio, concretamente, se registró el máximo histórico, con 26 asistencias por este motivo. En el periodo analizado se han contabilizado 8 ingresos hospitalarios (7 hombres y una mujer), seis de ellos mayores de 65 años. Como referencia, durante el año pasado se registraron 94 atenciones de este tipo en toda la temporada; 109 en 2017; 77 en 2016 y 111 en 2015.

En cuanto a la mortalidad, en Zaragoza se estuvo la mayor parte de los dos meses por encima de la mortalidad media esperada, coincidiendo con los picos de temperatura. Así, si la media semanal de fallecimientos en estas semanas del año ronda los 130 o 140, se han alcanzado picos de 192, en la semana del 1 al 7 de julio, además de contabilizarse varias semanas por encima de los 140 fallecimientos.

Cabe recordar que la Dirección General de Salud Pública activó ya el pasado 1 de junio el Plan de acción para la prevención de los efectos de las temperaturas extremas sobre la salud en Aragón, que se extenderá hasta el próximo 15 de septiembre. El plan, dirigido por Salud Pública, “tiene por objetivos prever posibles problemas para la salud de los ciudadanos relacionados con las situaciones de calor extremo y medir las consecuencias para la salud de la población”. Cuenta con la colaboración de varios departamentos, instituciones y organizaciones y se realiza en coordinación con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.


Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: www.flickr.com

lunes, 16 de septiembre de 2019

En Aragón hallan un nuevo método para ayudar a la superviviencia de algunos niños y niñas con cáncer

El biomarcador ayuda a detectar de forma precoz la infección, casi siempre hospitalaria, denominada "aspergilosis invasiva". Alrededor del 30% de los niños y niñas con cáncer que contraen esta infección fallecen. 


El aspergillus es un moho muy frecuente en la naturaleza y que se encuentra en el aire. Por ejemplo, es el moho gris-verdoso que aparece en el pan viejo, en las naranjas, en las cebollas… El sistema inmune elimina este hongo automáticamente, pero cuando alguien está inmunodeprimido, como es el caso de algunos niños y niñas con cáncer que están recibiendo tratamientos como quimioterapia, puede desarrollarse en los pulmones, invadir el resto del cuerpo y ser letal. De hecho, alrededor del 30% de los niños y niñas con cáncer que contraen la aspergilosis invasiva fallecen.

Pero ya hay avances en la lucha contra esta infección, ya que gracias a las investigaciones contra el cáncer infantil que se están desarrollando en el Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS Aragón), con el apoyo de Aspanoa, el equipo científico ha descubierto un nuevo biomarcador denominado “bismetilgliotoxina”, que ayuda a detectar de forma precoz una infección casi siempre hospitalaria causada por el moho aspergillus, comúnmente denominada "aspergilosis invasiva", y que compromete la supervivencia de algunos niños y niñas con cáncer.

El principal problema para el tratamiento de este hongo es que los actuales detectores son lentos y en ocasiones dan falsos negativos, retrasando el inicio de la medicación. Sin embargo, este nuevo biomarcador es capaz de detectar antes la infección, contribuyendo a reducir los posibles falsos diagnósticos. Esto se ha podido comprobar ya con dos pacientes que estaban siendo tratados en el Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza contra la leucemia infantil: el diagnóstico precoz permitió adelantar el tratamiento con antifúngicos.

Durante doce meses, el investigador ARAID del IIS Aragón, Julián Pardo, junto a Eva Gálvez, científica del Instituto de Carboquímica del CSIC y Carlota Calvo, investigadora del IIS Aragón  y jefa de sección de la Unidad de Oncopediatría del Hospital Infantil Miguel Servet de Zaragoza, así como Antonio Rezusta, investigador del IIS Aragón y jefe de servicio de Microbiología del Hospital Miguel Servet, han estado trabajando en torno a pacientes pediátricos afectados por leucemia.

Innovación en el Hospital Miguel Servet

Además de los resultados de la investigación propiamente dicha, este proyecto ha permitido introducir una innovación dentro de los servicios de Microbiología y Oncopediatría del Hospital Miguel Servet, dirigidos por Antonio Rezusta y Carlota Calvo. Se trata de la determinación rutinaria, precisa y rápida de los niveles en sangre de voriconazol, uno de los principales medicamentos antifúngicos contra la aspergilosis invasiva.

Dado que cada persona absorbe, metaboliza y elimina los medicamentos a una velocidad diferente, este procedimiento es clave para que los médicos puedan adecuar la dosis de antifúngico para así poder eliminar el moho de forma más eficaz antes de que la infección cause daños irreversibles o bien evitar sobredosificaciones con efectos indeseables. Tanto el diagnóstico precoz -que se realiza en el CSIC- como la administración adecuada del fármaco conllevan además un ahorro económico al Salud. Este cambio de procedimiento es pionero en Aragón y permite al Miguel Servet ponerse en este punto a la altura de centros hospitalarios estatales de referencia.

Este proyecto de investigación está financiado por Aspanoa, el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza a través del IIS Aragón, el departamento de Investigación e Innovación y ARAID. La inversión conjunta a cinco años asciende a 450.000 euros, de los que 200.000 han sido aportados por Aspanoa.


Fuente: arainfo.org
Fotografía: radio.uabc.mx

martes, 10 de septiembre de 2019

Sanidad establece tres requisitos para atender gratuitamente a todas las personas residentes independientemente de su situación legal

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha remitido a las comunidades autónomas un documento, fechado el pasado 20 de junio, con recomendaciones sobre cómo aplicar el Real Decreto 7/2018 sobre acceso universal al Sistema Nacional de Salud (SNS), aprobado hace un año, en el que se establecen tres requisitos para prestar asistencia sanitaria de forma gratuita a los inmigrantes irregulares.

El objetivo del trabajo es, tal y como se señala en el texto, "garantizar" la homogeneidad en el desarrollo del procedimiento para la solicitud, registro y expedición del documento certificativo que acredite a las personas extranjeras que, encontrándose en España y sin tener su residencia legal en el país, puedan recibir asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Para ello, el departamento marca como condiciones que estas personas que no estén en la obligación de acreditar la cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía, no poder exportar el derecho de cobertura sanitaria desde su país de origen o procedencia, y no existir un tercero obligado al pago.

Para poder solicitar esta asistencia, se deberá presentar el pasaporte o documento oficial de identidad expedido por el país de origen o, en ausencia de los mismos, un documento con fotografía emitido por la Administración General del Estado. En el caso de los menores de edad, la identidad se podrá acreditar a través del certificado de nacimiento o libro de familia emitido por su país de origen o por España.

"La tenencia de un documento de identidad, expedido por cualquier administración, es requisito imprescindible para proceder a su registro en las bases de datos poblaciones. Sin ello no sería posible garantizar la seguridad del paciente, dado que a dicho registro se va a asociar la información clínica para su atención sanitaria. En caso de no disponer de una identificación cierta de la persona no será posible realizar su registro electrónico ni emitir un documento certificativo, sin perjuicio de que se le preste la asistencia sanitaria que proceda", establece el texto ministerial.

Al mismo tiempo, se deberá presentar un certificado o volante de empadronamiento actualizado en la comunidad presentación de la asistencia sanitaria con una antelación mínima de tres meses. En el caso en el que no se pueda acreditar la residencia, el Ministerio informa a las comunidades de que se podrá recabar la acreditación de residencia efectiva previa con una antelación mínima de tres meses aportando documentos oficiales como, por ejemplo, una carta de viaje expedida por el consulado, inscripciones en colegios o visitas a servicios sociales.


El documento se renovará cada dos años

Las personas en situación administrativa irregular que quieran recibir asistencia sanitaria gratuita en España tendrán también que presentar también un certificado de no exportación del derecho a la cobertura sanitaria emitido por su país de origen; así como una acreditación que demuestre que no existen terceros obligados al pago como, por ejemplo, las entidades de carácter público o privado que han suscrito con el interesado un seguro de enfermedad de carácter obligatorio, vigente y válido en España.

Si la documentación aportada es "insuficiente o incorrecta", se da un plazo de 10 días para aportar todos los documentos requeridos. Si es aceptada la solicitud, se le dará un documento provisional acreditativo de que su solicitud ha sido aceptada a trámite y que le permitirá, durante un máximo de tres meses hasta que el expediente se resuelva, el acceso a la asistencia sanitaria con cargo a fondos públicos. No obstante, si se desestima la solicitud y se ha producido alguna asistencia sanitaria, el documento elaborado por el Ministerio de Sanidad establece que se facturarían los costes.

Una vez que la solicitud ha sido valorada y aceptada, se incluirá a la persona tanto en la base de datos de población protegida autonómica o del Ingesa como en la del SNS en un plazo máximo de tres meses desde que presentó la solicitud. El documento deberá ser renovado cada dos años.

En cuanto a la aportación farmacéutica, el documento de recomendaciones señala que, al igual que lo establece el Real Decreto 7/2018, los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España aportarán el 40 por ciento del precio.

Finalmente, el reconocimiento de estos derechos serán revocados cuando la persona obtenga la residencia legal en España, se produzca un cambio de situación legal que permita acceder a la cobertura sanitaria pública por otra vía, haya un incumplimiento sobrevenido de alguno de los requisitos de inclusión, se caduque el periodo de reconocimiento vigente del documento acreditativo, se utilice de forma fraudulenta dicho documento, se compruebe que se ha trasladado a España con una finalidad sanitaria (turismo sanitario), y se confirme que la información o documentos aportados con la solicitud no son ciertos.


Fuente: www.abc.es
Fotografía: www.20minutos.es

martes, 3 de septiembre de 2019

Descubierto el tipo de células inmunitarias que desencadenan artritis reumatoide

Investigadores/as belgas han descubierto, en un estudio publicado en la revista "Nature Cell Biology" y en el que también han participado profesionales de Grecia, Japón y Alemania, que los macrófagos, un tipo de células inmunitarias, son los responsables de desencadenar la artritis reumatoide.


Además, han descubierto cómo la proteína A20 previene la muerte de macrófagos y protege contra la artritis, lo que podría abrir nuevas posibilidades para el tratamiento de esta enfermedad inflamatoria crónica y progresiva que afecta a las articulaciones, causando una hinchazón dolorosa que eventualmente produce erosión ósea y deformidad de las articulaciones.

En concreto, los/as expertos/as han observado que la respuesta inflamatoria se debe a que una fracción de células inmunes especializadas, los macrófagos, mueren por un tipo específico de muerte celular que promueve la inflamación, llamada necroptosis. En este sentido, los investigadores  e investigadoras pudieron prevenir el desarrollo de la enfermedad bloqueando la necroptosis.

"Además, en el estudio revelamos cómo el tipo particular de desaparición de los macrófagos da forma a la activación de los fibroblastos sinoviales, un tipo de célula clave que orquesta la destrucción del cartílago y el tejido óseo en la artritis reumatoide", han detallado los y las investigadoras.

Finalmente, el estudio ha confirmado la importancia crucial de A20 en el control de la inflamación, así como que prevenir la muerte celular es una función antiinflamatoria crítica de A20 para proteger contra la artritis.

"Desde una perspectiva terapéutica, este es un hallazgo muy importante, ya que sugiere que los fármacos que inhiben la muerte celular podrían ser efectivos en el tratamiento de esta enfermedad, al menos en un subconjunto de pacientes donde la muerte por macrófagos podría proporcionar la base desencadenar", han zanjado los científicos/as.


Fuente: www.redaccionmedica.com
Fotografía: www.youtube.com

martes, 27 de agosto de 2019

Un bajo índice de personas que cuidan a sus familiares dependientes cotizan por ello a la Seguridad Social

Un 6,4%. Este es el aún exiguo porcentaje de cuidadores y cuidadoras de familiares dependientes que cotizan a la Seguridad Social en Aragón a pesar de que desde el pasado 1 de abril el Estado volvió a asumir el pago de las cuotas. Según los datos de finales de junio sobre la gestión del sistema de la dependencia, solo 933 cuidadores/as no profesionales han suscrito hasta ahora el convenio especial para estar afiliados/as. En la Comunidad hay 14.677 personas que reciben una ayuda económica para ser atendidos en su hogar por algún pariente, que en la gran mayoría de los casos suele ser una mujer y en muchos casos ya jubiladas.


La recuperación del pago de las cuotas por el Gobierno central no ha conseguido, ni de lejos, recobrar el nivel de afiliación que había antes de que en 2012 el Ejecutivo de Mariano Rajoy eliminara la cotización de este colectivo. Esto a pesar de que la iniciativa de Pedro Sánchez ha logrado más que triplicar la cifra de cuidadores/as no profesionales que están de alta en la Seguridad Social. De los 259 que había a finales de este año, se ha pasado a los ya mencionados 933 (558 en Zaragoza, 226 en Huesca y 149 en Teruel), lo que supone un incremento de un 260%.

A finales de junio de 2012, en Aragón tenían suscrito un convenio de estas características 3.716 personas: 2.393 en la provincia de Zaragoza, 721 en Teruel y 602 en Huesca, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo. Este número suponía entonces un 26,14% de los 14.213 ciudadanos/as que tenían concedida una ayuda económica para cuidados en el entorno familiar. La afiliación ha ido cayendo en picado de forma generalizada en toda España en los últimos siete años al tener que asumirla cada uno. En Aragón, descendió a 638 en julio de 2013, a 472 en 2014, a 415 en 2015 a 325 en 2016 y a 285 en 2017.

Cuando recuperó el pago de las cuotas a la Seguridad Social, el Gobierno calculó que podrían beneficiarse un 44% de las prestaciones de cuidadores/as. De ser así, en la Comunidad se rondarían los 6.000 beneficiarios/as, una cifra que está a años luz de la realidad.

Desde el pasado 30 de junio las personas interesadas pueden seguir adhiriéndose al convenio especial, pero tendrá efectos a partir de la fecha de suscripción y no con carácter retroactivo desde el 1 de abril como ha venido ocurriendo hasta ahora. La principal ventaja es que los años dedicados a atender a la persona enferma se integran a la vida laboral y contribuyen a generar derecho a prestaciones como la de la jubilación o la de incapacidad permanente.

Desde el Espacio de Defensa de los Derechos Sociales recuerdan que más de la mitad de estos cuidadores/as son personas ya jubiladas, por lo que no pueden cotizar, y otro gran número de ellos/as compatibilizan esta labor con su trabajo o con una jornada reducida. Además recuerdan la posibilidad de que la información tampoco haya llegado a todos los usuarios y usuarias, ya que debido a la política de protección de datos la Administración no ha podido llevar a cabo una campaña individualizada para dar a conocer las novedades.


Fuente: www.heraldo.es
Fotografía: www.europapress.es

miércoles, 21 de agosto de 2019

Por cada 1% que crece el gasto en servicios sociales: el empleo aumenta en un 0,62% y el PIB en un 1,46%

El estudio de Impacto económico del Sistema de Servicios Sociales ha concluido que por cada millón que invierte el Gobierno de Aragón en servicios sociales se generan 22,87 empleos. Además, la magnitud que está adquiriendo el empleo y la producción del sector de servicios sociales le señalan como uno de los de mayor impacto en Aragón desde el punto de vista de puestos de trabajo.

El informe, encargado por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) a ESI (Economic Strategies and Initiatives), fue presentado en mayo del presente año ante los miembros de la Mesa de Diálogo Social.

En él se analizan múltiples indicadores económicos entre los que destacan los relativos al empleo y, en este apartado, el informe concluye que el sector ha pasado de dar trabajo a 6000 personas en el año 2000 a 18.000 en el 2017, el triple.

El dato más reciente en este área se refiere al periodo comprendido entre 2015 y 2017, en el que se crearon 2000 puestos de trabajo.

En relación con el PIB, el gasto en servicios sociales ha pasado de representar el 0,6% en el 2002 al 0,98% en el 2017, con un pico de porcentaje que llegó al 1,06% en el 2010. Por tanto, la subida es del 63%.


IMPACTO DEL GASTO

En lo que se refiere al gasto en el marco del presupuesto del Gobierno de Aragón en esta materia, se ha pasado de representar un 4,65% en el 2012 a ser el 6,34% en el 2017.

Sobre ese impacto del gasto en servicios sociales, el estudio determina que por cada 1% que crece el gasto en servicios sociales el empleo aumenta en un 0,62%; el PIB lo hace en un 1,46% y la facturación un 1,44%.

Asimismo, se señala que el impacto de la partida destinada a servicios sociales del Gobierno de Aragón provoca 972 millones en producción, 401 millones en renta y 10.000 empleos. También se habla de retorno de ese gasto. De hecho, el documento apunta que por cada euro gastado en servicios sociales, Aragón ingresa en impuestos autonómicos 0,23 euros.

Respecto los efectos de la crisis económica, el sector «se vio afectado como el resto, pero de forma diferente», se precisa. «Su evolución fue claramente más favorable que la media de la economía aragonesa y ha destacado por un claro diferencial positivo en la rentabilidad por la fortaleza de la demanda», apunta el informe. «En menor medida también ha mejorado la productividad que en los años estudiados se ha multiplicado por cuatro», dice.


Fuente: www.elperiodicodearagon.com
Fotografía: gesad.trevenque.es

martes, 13 de agosto de 2019

Lectura de verano: El héroe de la habitación 36

En una residencia de ancianos coinciden Laura y Antonio. Ella, de 23 años, comienza en el sindicalismo. Él es sindicalista desde antes de la guerra.


Laura suspira mientras camina por el pasillo de la residencia de ancianos de La Verneda, en Barcelona. Es marzo de 1996 y hoy hace dos meses que empezó a trabajar. Cuidar es su vocación y le gusta ser auxiliar de geriatría. Pero está empezando a estar hasta el gorro de los viejitos. Viejitos, con o. Con las viejitas no tiene problema. Pero los viejitos… Tienen 80 o 90 años, pero por lo salidos que están parecen adolescentes. Todos los días, cada vez que entra en una habitación, el anciano de turno le hace algún comentario fuera de lugar, o se tiran un buen rato mirando ciertas partes de su autonomía. “Y menos mal que llevo esta bata tan antierótica”. Sus compañeras ya se lo avisaron al entrar. Le dijeron que al principio es molesto y agobiante, y que en su caso iba a ser peor porque no es que todos los días vean morenas despampanantes de 23 años. Ella se sonrojó por el calificativo, “morena despampanante”. También le dijeron que no se preocupara, que en unos meses se aburrirían y dejarían de hacerlo. “A ver si es verdad”.

Para ser sincera, no todos los viejitos la miran como si fuera un trozo de carne. Una de las excepciones es don Antonio, el viejecito de la habitación 36, hacia la que se dirige en este momento. La trata con gran consideración y, mientras que en otras habitaciones trabaja a toda prisa para poder salir cuanto antes, en la 36 siempre lo hace tranquilamente, mientras mantiene una breve conversación con ese señor tan agradable. Un día le preguntó por qué él no era como los demás, y él le dijo que suponía que esas miradas y comentarios la molestaban y que no tenía necesidad de morir como un viejo verde. Por desgracia, parece que don Antonio no podrá estar mucho tiempo más allí. Su salud se deteriora por momentos, y cada día que pasa los problemas respiratorios se hacen cada vez más patentes.

“Buenos días, Anto…”. Pero no puede acabar la frase, ni abrir la puerta, porque un joven con gafas le corta el paso en la entrada de la habitación mientras le hace el gesto de permanecer callada. Laura mira hacia dentro y ve que otro joven está grabando con una cámara a Antonio, quien está hablando sentado en su silla. Laura comunica por gestos que volverá más tarde, intrigada por el interés que puedan tener las declaraciones del viejo.

Regresa dos horas después, y entra tras comprobar que los visitantes ya se han marchado.
—Antonio, no sabía que eras famoso —le dice con retintín.
—Y afortunadamente no lo soy —responde con sorna Antonio, con las palabras entrecortadas por los esfuerzos respiratorios.
—¿Quiénes eran esos chicos? ¿O es secreto?
—No, es que están haciendo un documental. Lo quieren llamar General sin dios ni amo.
—Vaya, ¿y por qué hablan contigo? —pregunta Laura sin entender lo más mínimo.
—Parece ser que yo soy el protagonista.
—No sabía que eras militar.
— ¡Y no lo soy ni quise serlo! —eleva la voz Antonio con indignación.
—Mira Antonio, no me estoy enterando de nada, ¿qué tal si esta tarde me quedo un rato y me cuentas de qué va todo esto?

Al viejo le parece bien, aunque le advierte que un rato no va a ser suficiente. Intrigada, Laura continúa su jornada en el resto de habitaciones. Cuando llega la hora de salida, pasa por el despacho del director de la residencia y le pide permiso para quedarse un rato más con Antonio Ortiz, el usuario de la número 36. “Tú misma, pero no esperes que te paguemos por escuchar batallitas”. Laura está a punto de responderle que ni siquiera le pagan las horas extra cuando la obligan a trabajar de más, pero decide que no merece la pena.

Está interesada, así que nada más verle se sienta al pie de la cama y le suelta que qué es eso de que era general sin querer. “Yo soy carpintero, un obrero, no un asesino profesional. Pero en la guerra no me quedó más remedio que pelear. No fui general, pero sí mayor de milicias, jefe de una columna”. Laura le pregunta cómo llegó a serlo siendo carpintero, y Antonio le da a elegir: ¿versión corta o larga? “Larga, y si no da tiempo hoy ya acabamos otro día”.

El viejo, con su lenta cadencia de voz, empieza por el principio y, poco a poco, va envolviendo a Laura en el relato. Le cuenta su infancia aquí al lado, en el barrio de Poblenou, una infancia difícil en la que apenas asistió a la escuela porque tuvo que ponerse a trabajar con 11 años, como aprendiz de carpintero. Le explica que era algo común, por raro que parezca ahora. También era común afiliarse a un sindicato. Con 14, él entró en el Sindicato de la Construcción. Laura le señala que ella se acaba de afiliar a uno, porque le han contado que el año pasado consiguieron un pequeño aumento salarial. “Eso es lo que decía Durruti de cuatro duros que se come la inflación”, le contesta Antonio. Laura no le entiende y él le explica cómo funcionaba su sindicato, le explica que tenían reivindicaciones pero eran fuertes y las defendían con determinación, y que en todo caso era algo transitorio de cara al verdadero objetivo, una sociedad dirigida por los trabajadores. Le habla de los asesinatos a compañeros y amigos, de las huelgas, de la República, de su grupo de afinidad (se llamaba “Nosotros”)… “Y entonces llegó la guerra, pero como estoy cansado mejor la dejamos para otro día”. Laura, tras hora y media de escucha atenta, coge el autobús para casa, deseosa de seguir escuchando la historia del general sin dios ni amo.

Durante varias tardes en las que no tiene ninguna obligación tras su jornada, Laura se sienta en la habitación 36 de la residencia geriátrica a escuchar la historia de Antonio Ortiz, a quien consideraba un viejecito agradable, pero ha resultado ser toda una caja de sorpresas, con una vida cien veces más interesante que la de cualquier persona que ella conozca. A veces interrumpe su narración porque sospecha que está inventándose o exagerando ciertas cosas, a lo mejor no deliberadamente pero sí como resultado de la edad. Antonio le da detalles y hasta le enseña recortes de prensa y fotografías. No hay trampa ni cartón.

Así, Ortiz va desgranando los diferentes episodios de su vida. Su espectacular juventud en los sindicatos de la CNT y los grupos de acción anarquistas parece poca cosa comparado con lo que viene después. Fueron ellos quienes pararon el golpe militar en Barcelona gracias a su preparación en los comités de defensa sindicales que llevaban años organizando insurrecciones, lo cual, le explica, fue fundamental para que el fascismo no triunfara rápidamente. Después se marchó al frente, encabezando la Columna Sur-Ebro o “Columna Ortiz”, con alrededor de un millar de combatientes.

— ¿Llevaba tu nombre?
— Mucha gente la llamaba así, aunque a mí nunca me gustó.
— Pero si no eras militar, ¿por qué la dirigías?
— Así eran muchas columnas, los obreros las dirigíamos. Para que veas, yo soy carpintero y la nuestra fue una de las pocas que consiguió avanzar en el territorio: tomamos Caspe, Alcañiz…

Los cenetistas no peleaban simplemente para salvar la República frente a la dictadura, sino para construir el comunismo libertario.Pone el ejemplo de su zona de combate, Aragón, donde la revolución fue más profunda, colectivizando industrias y campos y sustituyendo lo que Antonio llama “el gobierno burgués” por un “consejo regional de defensa” que presidía su buen amigo Joaquín Ascaso. Ortiz es muy crítico con muchos de sus compañeros y compañeras con cargo de responsabilidad. En su opinión, eran buenos sindicalistas, pero fracasaron como políticos y los políticos profesionales les arrasaron. Ascaso fue destituido tras una acusación de robo y él perdió el mando de su columna.

— El general Pozas, uno de los que habían liquidado la revolución en Aragón, dijo que yo era “poco cooperativo”. Llegó un momento que hasta temí por mi vida. Ascaso, yo y unos cuantos más huimos a Francia en el verano del 38.
— ¿Y cuándo pudiste volver a España?
— ¡Anda que no queda para eso! De momento, acabé en un campo de concentración francés.

Laura pensaba que los campos eran patrimonio de los nazis, pero Ortiz le relata las penurias de los de Saint-Cyprien y Vernet, donde les trataron “peor que a perros”. Tras la invasión hitleriana de Francia, fue deportado a Argelia para trabajar en el ferrocarril, lo que resultó una suerte, ya que miles de prisioneros de Vernet serían posteriormente llevados a campos de exterminio. Recuperó la libertad tras el desembarco aliado en el norte de África y se enroló en el Ejército francés en 1942.

—Los franceses por fin empezaron a valorar a los españoles, por nuestra experiencia y motivación.

Desde luego su motivación le queda clara a Laura, mientras el viejo sigue contando sus avatares en la primera línea de las fuerzas aliadas. Le cuenta la toma de Aix-en-Provence, Lyon, Belfort y su entrada en Alemania, conquistando Karlsruhe y Pforzheim, donde fue herido y evacuado. Cuenta que le dieron un montón de distinciones y le ascendieron a sargento, aunque eso le importa “un bledo”. Con su viejo amigo ‘El Valencia’, montó una serrería en Francia.

— Después de tanta guerra y violencia, es normal que quisieras algo de paz.
— ¿Paz? —Ortiz ríe—, ¡Franco seguía en España!

Eso significaba que él y sus amigos aún no estaban en paz. Querían jugar su última carta. Había que matar a Franco, quien el 12 de septiembre sería el espectador de lujo de una regata en la playa de la Concha de Donostia. El plan consistía en que un piloto, Ortiz y, cómo no, su inseparable ‘El Valencia’, descargarían sobre él un buen número de bombas de la II Guerra Mundial. Así, la avioneta adquirida por el falsificador anarquista Laureano Cerrada hacía acto de presencia esa mañana soleada de septiembre sobre la playa donostiarra.

— Por desgracia, unos cazas nos salieron al paso y tuvimos que dar media vuelta.
— ¡Antonio, casi matas a Franco!
— Casi, por un minuto, y luego tendríamos que haber tenido puntería.

Antonio le propone que dejen el final de la historia para mañana, porque de todas maneras sus 30 años de carpintero en Venezuela y su regreso a Barcelona no son tan emocionantes. Laura le da un abrazo y Antonio nota su emoción.

— Tampoco es para tanto. Perdí casi siempre.
— Pero la dignidad no la perdiste.

Antes de cerrar la puerta, Laura mira de reojo al interior de la habitación y ve que Antonio mira fijamente por la ventana. En su rostro ve resbalar una lágrima.

El día siguiente, 2 de abril de 1996, al llegar a la habitación de Antonio, Laura descubre que está vacía. “Habrá salido a dar un paseo”, se dice a sí misma. Pero se teme que haya llegado el día y por si acaso se acerca al despacho del director de la residencia. Para quedarse tranquila.

— Antonio Ortiz falleció esta madrugada mientras dormía. Lo siento, Laura, sé que habíais hecho buenas migas. Era un señor muy simpático.
— Era un héroe. El héroe de la habitación 36.


Fuente: www.elsaltodiario.com
Fotografía: CNT

lunes, 5 de agosto de 2019

La CEOE intenta presionar a los médicos y médicas de familia para reducir el número de bajas laborales

La patronal se plantea organizar charlas y sesiones informativas con profesionales de la medicina familiar para darles a conocer los costes económicos que tienen las bajas por gripe, constipado, migrañas o depresión.


La patronal pretende presionar a los médicos de familia para reducir el número de bajas por enfermedades "comunes" y "de corta duración". Así lo recoge un documento interno de la CEOE en el que se apuesta por  "fortalecer la sensibilización" de los profesionales mediante reuniones y jornadas informativas que les permitan conocer el impacto económico de las bajas. 

De esta forma, la CEOE quiere influir en las decisiones de los profesionales de la medicina para limitar la concesión de bajas laborales por enfermedades como gripes, migrañas, accidentes caseros o, incluso, depresiones, tal y como informa el medio económico Expansión. Unas afecciones comunes que, según las estimaciones de la patronal, generan un coste de 7.000 millones para las empresas españolas. 

Pero este no es el único plan de actuación que tiene en mente la CEOE, ya que esperan pedir al nuevo Gobierno que revise la normativa que permite a los médicos unificar en un solo acto la baja y el alta de menos de cinco días. 

Asimismo, en un intento de recortar los derechos laborales, la patronal pretende, según cita Expansión, "eliminar la obligación empresarial del pago de la prestación de incapacidad temporal derivada de enfermedades comunes desde el cuarto hasta el décimo quinto día de la baja".

El derecho a huelga también parece estar en entredicho para la CEOE. Tanto es así, que reclamarán al nuevo Ejecutivo una ley que limite el escenario de actuación de los piquetes informativos organizados por los sindicatos. Según la patronal, esta medida es necesaria para garantizar la "seguridad de las personas, bienes y servicios". 


Fuente: www.publico.es
Fotografía: www.azarplus.com

miércoles, 31 de julio de 2019

Sanidad retira el medicamento para la tensión "Enalapril" por un lote defectuoso

La AEMPS anuncia la retirada del Enalapril de 20 miligramos fabricado por los laboratorios Mabo y cuyo lote contiene "impurezas"


La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha emitido una alerta farmacéutica que afecta a un medicamento para la tensión de venta habitual en farmacias. La entidad dependiente del Ministerio de Sanidad ha hecho pública, a través de su página web, la orden de retirada del mercado de Enalapril de 20 miligramos por un lote defectuoso que ha presentado anomalías después de su análisis.

A través de esta alerta, la AEMPS ha pedido a los organismos sanitarios de las comunidades autónomas que retiren todas las unidades del lote M-1 y que se devuelvan a laboratorio, ya que los fármacos presentan "impurezas" y defectos de clase 2, de un riesgo intermedio. El lote a retirar ha sido fabricado por los laboratorios Mabo en cajas de 28 comprimidos, con fecha de caducidad 31 de julio de 2020.

El Enalapril es un medicamento recetado para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca sintomática y la hipertensión, comúnmente conocido y recetado. Actúa como un inhibidor de la enzima de conversión de la angiotensina, conjunto de hormonas que pueden causar variaciones en la presión arterial.

¿Qué pasa si tomas Enalapril?

La AEMPS especifica en su página web que las alertas farmacéuticas se emiten únicamente en relación con un lote o lotes de fabricación determinados, por lo que si tomas Enalapril y la información proporcionada en la caja del medicamento indica que ha sido fabricado por un laboratorio diferente a Mabo, no hay ningún riesgo al continuar con el tratamiento. Si, por el contrario, la caja certifica que corresponde al lote defectuoso, con el sello del laboratorio y la fecha de caducidad correspondiente al 31 de julio de 2020, acude a una farmacia para la devolución y sustitución del fármaco por el de otro fabricante.


Fuente: www.elconfidencial.com
Fotografía: zamoranews.com


miércoles, 24 de julio de 2019

La universidad de Zaragoza se alza como referente internacional en la investigación de enfermedades raras mitocondriales

Uno de cada 5.000 recién nacidos padece este tipo de patologías, que son altamente incapacitantes y suelen causar la muerte antes de los 20 años.

La Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial (AEPMI) firma un convenio con el campus y renueva su confianza en el grupo Biogénesis y Patología Mitocondrial, liderado por Julio Montoya y María Pilar Bayona-Bafaluy.


El grupo de investigación de Biogénesis y Patología Mitocondrial de la Universidad de Zaragoza, dirigido por Julio Montoya Villarroya, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, es un referente en España y en Europa para el estudio de enfermedades raras mitocondriales, con más 3.500 casos analizados a lo largo de tres décadas.

Se calcula que uno de cada 5.000 recién nacidos presenta este tipo de patologías, que son altamente incapacitantes y suelen causar la muerte antes de los 20 años.

Las enfermedades mitocondriales son un grupo de patologías que por su baja incidencia son consideradas “raras”, y están producidas por alteraciones de la mitocondria (principal fuente de energía en las células). Para seguir respaldando este tipo de investigación, la Asociación de Enfermos de Patología Mitocondrial (AEPMI) ha renovado su confianza en el trabajo del grupo Biogénesis y Patología Mitocondrial, con la firma de un convenio con la Universidad de Zaragoza.

Gracias a este convenio, dotado con 66.000 euros, el campus público aragonés continuará investigando en estas enfermedades con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los afectados por enfermedades mitocondriales, muy difíciles de diagnosticar, sin tratamiento en la actualidad, y fomentar la investigación en este ámbito.

Desde hace 30 años, este laboratorio de la Universidad de Zaragoza realiza estudios genético-moleculares de enfermedades mitocondriales que da servicio a los hospitales de una amplia zona geográfica de España y del extranjero (algunos países de Europa, Norte de África, Oriente Medio y Sudamérica) y se ha determinado la patogenicidad de las mutaciones nuevas encontradas.

Las enfermedades mitocondriales, han explicado, presentan una afectación multisistémica, suelen ser congénitas y afectan a tejidos que tienen una alta demanda metabólica como sistema nervioso, muscular, cardíaco, ocular y endocrino. La enfermedad mitocondrial se debe principalmente a una pérdida crónica de energía celular, es decir, no se pueden cubrir las necesidades energéticas celulares.

Estas enfermedades mitocondriales pueden originarse por mutaciones tanto en el genoma mitocondrial como en el nuclear, que es el que codifica la mayor parte de las proteínas de la célula. Sin embargo, se calcula que tan solo entre el 15% y el 30% de enfermedades pediátricas, diagnosticadas como enfermedades mitocondriales, muestran mutaciones en el genoma mitocondrial (mtDNA); el resto de los casos se producen por defectos en genes de proteínas mitocondriales codificadas en el nuclear (DNA nuclear).

Con el convenio firmado, este grupo de investigación (integrado por una docena de expertos) continuará una nueva línea de investigación en el genoma nuclear de las células. La bioquímica Pilar Bayona Bafaluy será la encargada de liderar esta nueva línea de trabajo que permita la “confirmación de patogenicidad de las mutaciones en el DNA nuclear asociadas a patología mitocondrial”.

“El diagnóstico de pacientes con enfermedades mitocondriales a nivel molecular es muy complejo debido al gran número de genes nucleares implicados y a genes que todavía no se han asociado a enfermedades humanas”, apunta Julio Montoya. Por tanto, lograr identificar esos genes causantes de la enfermedad, determinar si realmente son patógenicos y entender los mecanismos por los cuales se producen estas enfermedades, es un asunto que queda por resolver.

En los últimos años, la aplicación de las técnicas de secuenciación de nueva generación ha facilitado el descubrimiento de nuevos genes y mutaciones causantes de enfermedades clínicamente y genéticamente heterogéneas.

 “Uno de los problemas que nos encontramos cuando encontramos mutaciones en el DNA nuclear es poder determinar que son patológicas y que originan la enfermedad”, insiste Pilar Bayona. “Para ello, primero se buscan las mutaciones en los padres y, si los dos son portadores, hay una evidencia más de esta patogenicidad. Pero, sin duda alguna, siempre hay que hacer las pruebas funcionales que determinen su auténtica patogenicidad, es decir, comprobar en células que las mutaciones encontradas producen defectos. Entre ellas, después de estudiar los fallos metabólicos que produce la presencia de la mutación, se trata de introducir genes normales en las células para recuperar la actividad (curación a nivel celular)”.


Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: www.aragondigital.es

martes, 16 de julio de 2019

Investigadores e investigadoras del Vall d’Hebron crean un fármaco que evita la metástasis y reduce el tamaño de los tumores

Una nueva esperanza contra el cáncer. 40 pacientes de Barcelona, Nueva York y (EEUU) y Toronto (Canadá) han empezado a probar un fármaco que promete dos grandes victorias sobre la enfermedad: evita que las células tumorales se extiendan y causen metástasis y activa el sistema autoinmune para reducir el tumor. Ha sido creado por Instituto de Oncología Vall d’Hebron (VHIO).


El nuevo fármaco bloquea LIF, una citoquina (proteína que regula la función de las células que las producen sobre otros tipos celulares) que está presente en muchos tumores y promueve la proliferación de las células madre tumorales, además de desactivar la alarma del sistema inmune.

El innovador medicamento, llamado MSC-1 y de cuyo desarrollo informa este martes la revista Nature Communications, ha logrado bloquear LIF, lo que reactiva la alarma y promueve el reclutamiento del sistema inmune contra el tumor, según han demostrado en modelos animales.

Así, el medicamento, que ha superado todas las fases preclínicas con éxito, induce la infiltración de las células T del sistema inmune en los tumores para atacarlos y eliminarlos, y ya ha comenzado el primer ensayo clínico fase I con 40 pacientes que se están tratando con inhibidores de LIF en el Hospital Vall d’Hebron (Barcelona), el MSKCC (Nueva York) y el Princess Margaret (Toronto).

El investigador y director del Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del VHIO, Joan Seoane, ha dirigido el desarrollo de este nuevo fármaco gracias a que su equipo fue el primero en relacionar LIF con cáncer y demostrar que si lo bloqueaban se eliminaban las células madre tumorales previniendo la reaparición de los tumores.

“Hemos descubierto que LIF desactiva el sistema de alarma para que no lleguen las células del sistema inmune, como si un ladrón desactivara el sistema de alarma de un banco para que no llegara la policía”, ha explicado Seoane.

En concreto, el equipo ha observado que LIF inhibe el gen CXCL9, que actúa como una señal para atraer las células T del sistema inmune, “y hemos visto que al bloquear LIF en tumores con altos niveles de LIF se reactiva la llamada a las células T, que llegan al tumor para destruirlo”, ha precisado el oncólogo.

En declaraciones a EFE, Seoane ha dicho que están “muy orgullosos porque a partir de entender qué es lo que estaba fallando, hemos podido diseñar y desarrollar un fármaco que ha llegado a más de 40 pacientes que ya lo están probando”.

“No hay muchos casos de un fármaco desarrollado en Barcelona que llegue a nivel de ensayo clínico internacional y en hospitales de este calibre, que son de los mejores del mundo”, ha añadido.

Según el oncólogo, “el fármaco genera una respuesta elevada que elimina completamente el tumor y genera una “memoria inmune”, que significa que el sistema ya está entrenado para evitar recaídas”.

“Todavía faltan varios años hasta que este fármaco pueda llegar a todos los pacientes porque estamos en la primera fase del ensayo clínico. Ahora estudiaremos la eficacia del fármaco y cómo se puede combinar con otros”, ha puntualizado.

Seoane, que ha agradecido la financiación del European Research Council (ERC) y el apoyo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), FERO y el programa CAIMI de la Fundación BBVA, ha asegurado que “la combinación de la inhibición de LIF junto con inmunoterapia genera una potente respuesta antitumoral”.

Tras años viendo la potencialidad de LIF como diana terapéutica en modelos experimentales, Seoane fundó Mosaic Biomedicals, una ‘spin-off’ del VHIO nacida para desarrollar y trasladar nuevos tratamientos oncológicos lo más rápido posible a los pacientes.

El oncólogo ha puntualizado que este nuevo fármaco no es válido para todos los tipos de cáncer, sino solo para aquellos que expresan un alto nivel de LIF, como los glioblastomas, el cáncer de páncreas, el de ovario, el de pulmón y el de próstata, que suelen ser los más agresivos y con peor pronóstico.


Fuente: www.huffingtonpost.es
Fotografía: www.lasexta.com


lunes, 8 de julio de 2019

La llegada de migrantes NO incrementa las enfermedades transmisibles ni se aprovechan del sistema sanitario

La consejera principal en Salud y Crisis de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Isabel de la Mata, ha defendido que la llegada de migrantes tanto a España como a otros países de la Unión Europea (UE) a través principalmente de las costas del mar Mediterráneo no han traído un incremento del número de enfermedades transmisibles.


"No han crecido. Han aparecido algunas otras que no conocíamos, pero la mayoría se deben a consecuencia del cambio climático, no de la migración", ha reivindicado la experta en la VI Jornada Europea del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), que se ha celebrado el pasado jueves día 20 de junio para analizar las implicaciones para la salud de los migrantes en la UE, así como la nueva situación sociodemográfica de los Estados miembros ante esta realidad.

Los expertos participantes en esta jornada han abogado por desmitificar y desmontar bulos acerca de la llegada de migrantes a territorio europeo, como que sobrecargan el sistema sanitario porque son más vulnerables a enfermedades, tienen prioridad para ser atendidos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) o traen patologías desde otros continentes peligrosas para los ciudadanos europeos autóctonos.

"A veces se utilizan estos argumentos interesadamente", ha lamentado el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, quien a continuación ha defendido la posición de los médicos españoles en contra del Real Decreto-Ley 16/2012, que fijó la exclusión del sistema sanitario público de los migrantes en situación de irregularidad administrativa. "Por encima de cualquier interés, incluido el del médico, la asistencia a la persona tiene que estar garantizada. ¿Cómo íbamos a dejar a las personas en vulnerabilidad fuera del sistema?", ha argumentado.

El secretario general de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco, ha recogido las palabras de Romero, y ha destacado como "fundamental" la recuperación de la asistencia sanitaria universal en España desde julio de 2018, en una de las primeras medidas tomadas por el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez. "La exclusión agrava la situación de vulnerabilidad. Más allá de la ética, es una cuestión que redunda en la salud colectiva", ha recordado.

"La Europa en la que creemos es inclusiva y solidaria. Creemos en un Sistema Nacional de Salud en el que se trabaja por los derechos de las personas migrantes", ha añadido Blanco. A esto, el representante nacional de Médicos Jubilados de la OMC, Ricard Gutiérrez, ha agregado que el Mediterráneo "se ha convertido en un auténtico cementerio de niños, mujeres y hombres", y ha advertido de que "hay Gobiernos europeos con planteamientos muy parecidos" a los del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que plantea levantar un muro en la frontera con México para frenar la inmigración de 'sin papeles'.

MITOS: NI TRAEN ENFERMEDADES NI SE APROVECHAN DEL SISTEMA SANITARIO

Por su parte, la directora general de Integración y Atención Humanitaria del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Estrella Rodríguez, ha animado a seguir trabajando para acabar con los mitos que rodean al creciente fenómeno de la migración. "Nos preocupan mucho los mensajes catastrofistas, que no tienen nada que ver con la realidad. Parece que son una invasión, aquí se ha generado un bulo importante. No tienen prioridad en el SNS, ni recargan el sistema sanitario. De hecho, la gran mayoría de los migrantes en España son procedentes de la Unión Europea", ha comentado.

Rodríguez ha recordado que la inmigración "refuerza" la asistencia de cuidados, ya que "son las mujeres jóvenes extranjeras las que cuidan de los mayores". Además, ha citado dos estudios publicados en la revista 'The Lancet' a lo largo de este año, que han evidenciado que, al contrario de la creencia de ciertos grupos de opinión, los migrantes a países industrializados son generalmente más saludables que las personas tanto en el país que abandonan como en el país de destino.

"El discurso populista demoniza a los inmigrantes, que fortalecen las economías y refuerzan la atención social y los servicios sanitarios. La creación de sistemas de salud que integren a las poblaciones migrantes beneficiará a la sociedad con un mejor acceso para todos y beneficios positivos para las poblaciones locales. No hacerlo podría ser más costoso para las economías nacionales, la seguridad sanitaria y la salud mundial que las modestas inversiones necesarias para proteger el derecho a la salud de los migrantes y garantizar que puedan ser miembros de pleno derecho de la sociedad", comentó uno de los responsables de este trabajo, Ibrahim Abubakar, de la University College London (Reino Unido).

La directora general de Integración y Atención Humanitaria ha reconocido que "es cierto" que se ha producido "algún problema" de sarna en España con la llegada de migrantes, pero ha insistido en que "no son un problema de salud pública" y que esos brotes "se han producido por las malas condiciones en las que ha llegado, con viajes por mar de incluso meses".

A pesar de esto, el informe de 'The Lancet' zanja que "no existe una asociación sistemática entre la migración y la importación de enfermedades infecciosas". Además, la evidencia muestra que el riesgo de transmisión de las poblaciones migratorias a las poblaciones de acogida es "generalmente bajo". Se revela igualmente que las políticas de inmigración e integración restrictivas están teniendo un efecto adverso en la salud de los migrantes en los países de altos ingresos, contribuyendo a peor salud mental, trastornos psicológicos, depresión y ansiedad.

A tenor de estas consecuencias en su salud, tanto De la Mata como Estrella Rodríguez han reclamado mejor "formación" a los profesionales sanitarios para que "tengan conocimiento de sus necesidades específicas, costumbres o enfermedades desconocidas en Europa". "Es una población vulnerable que puede haber sufrido abusos o torturas. Tenemos que empezar a aprender a trabajar con esto, sobre todo en interculturalidad. Determinada población migrante tiene trabajos precarios y 'duelo' migratorio, también deberíamos abordarlo desde la salud", ha reclamado la directora general de Integración y Atención Humanitaria.


Fuente: infosalus.com
Fotografía: www.efe.com

martes, 2 de julio de 2019

Por una decisión administrativa, 40 sanitarios/as se ven en la obligación de irse de Teruel

Ochenta personas aprobaron una oposición de Técnicos de Auxiliares de Enfermería (TCAE) en la provincia, pero solo se ofertaron la mitad de las plazas.

Denuncian que hay plazas del Instituto Aragonés de Servicios Sociales en Teruel cubiertas por interinos que ellos podrían ocupar, igual que ocurre a la inversa en plazas del Servicio Aragonés de Salud.


La falta de médicos para cubrir plazas vacantes en hospitales y centros de salud de Teruel y su provincia ha salido a la luz pública después de que los ciudadanos se manifestaran en las calles. Pero ahora la noticia está en que hay sanitarios que han aprobado una oposición, quieren quedarse en Teruel y no pueden. Ochenta personas aprobaron su plaza de Técnicos Auxiliares de Enfermería (TCAE) en la provincia, pero solo se han ofertado la mitad, a pesar de que, dicen las afectadas, hay más plazas vacantes, muchas en Servicios Sociales y varias en acumulación de tareas que podrían cubrirse.

Así que, después de elegir la plaza el día 10 de junio, el próximo mes de septiembre unas cuarenta familias tendrán que irse de Teruel a otros destinos de Aragón. La razón, dicen, es que el Servicio Aragonés de Salud ofertó únicamente 38 plazas en el Hospital Obispo Polanco y cuatro en el Hospital San José, pero son ochenta las personas que han aprobado la oposición.

"Si sacasen todas las vacantes, reconvirtieran los contratos de acumulación de tareas y las plazas del Instituto Aragonés de Salud habría 94 plazas y podríamos estar todas", explica Melani Rico, portavoz de las afectadas.

Ahí está la clave, apunta, en que pudieran ocupar plazas del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), que no está dentro del Salud, del mismo modo que las auxiliares del IASS pudieron acceder a las plazas del Servicio Aragonés de Salud: "Sería lo justo porque ellas (las auxiliares de la bolsa de Servicios Sociales) ocuparon 55 plazas del Salud", algo que "cuando se firmó no se vio el efecto colateral que iba a tener".

Además, se da la circunstancia de que buena parte de las plazas del IASS están ahora ocupadas por personas que han aprobado la oposición del Salud, que de no cambiar las cosas, tendrían que irse a otros destinos de Aragón mientras que tendrían que volver a ocuparse esas plazas por interinos, probablemente de la bolsa del Servicio Aragonés de Salud. "Así que, si pudiéramos optar a esas plazas del IASS que ya estamos ocupando, todo quedaría más o menos igual pero con más estabilidad laboral", apunta Rico.

Discriminación

Entienden que las personas que han aprobado en Teruel han sufrido una discriminación con respecto a lo que ha pasado en Zaragoza y Huesca, donde nadie tendrá que desplazarse porque se ofertaron más vacantes que las plazas que había que cubrir.

Han recabado apoyos de los partidos políticos y del Justicia de Aragón, además de reunirse con el Servicio Aragonés de Salud, pero ahora todo está a la espera de la conformación del nuevo Gobierno de Aragón.

De momento, ya saben que tendrán que irse el próximo 23 de septiembre al destino que han tenido que elegir, como cuenta Rico en su caso a Calatayud, con un hijo pequeño, embarazada y su marido con trabajo fijo en Teruel. "Estoy pensando si vender la casa o no, porque no puedes mantener dos casas, y cuando nos vayamos no sabemos si podremos volver", sentencia.

Deberán estar fuera al menos un año, en el mejor de los caos, si se concreta la opción de poder volver a través de comisiones de servicio a las plazas ocupadas por interinos en el IASS. Y en el peor de los escenarios, no volverán nunca.

Y, además, dejar sin cubrir estas plazas del IASS por gente con plaza fija, denuncia Rico, allana el camino  para una posible privatización de estos servicios en las residencias y centros públicos.


Fuente: www.eldiario.es
Fotografía: www.elperiodicodearagon.com

miércoles, 26 de junio de 2019

Ola de calor en Aragón, también en el interior de algunos centros de salud

La primera ola de calor del verano ya se ha dejado notar en algunos centros de salud de la capital aragonesa. Hasta 30 grados se han llegado a registrar en el interior de ambulatorios como el de Bombarda, donde el pasado lunes a última hora de la mañana el termómetro digital llegó a alcanzar esta cifra.

Pese a que el aparato de aire acondicionado del centro, situado en la calle de Ramiro I de Aragón, se sustituyó hace apenas un año, según algunas fuentes consultadas, dificultades técnicas por la complejidad del sistema impidieron el lunes que refrigerara de manera adecuada las instalaciones. Ayer, la situación era más llevadera al conseguir los técnicos su correcto funcionamiento.

Pero si en Bombarda estos problemas parecen ser puntuales y achacables a la propia tecnología, hay otros consultorios en los que el personal sanitario y los pacientes ya han tenido que echar mano de los abanicos en más de una ocasión. Trabajadores del centro de salud de Univérsitas de Zaragoza aseguraron ayer que ya son varias las quejas que han presentado por la falta de refrigeración en las instalaciones y temen que la situación vaya a peor en los próximos días, cuando se espera que se alcancen hasta 44 grados en la capital aragonesa. Lo paradójico es que en invierno los trabajadores de este ambulatorio han trabajado más de un día con guantes y bufanda por el frío que pasan. El sistema es antiguo y ha fallado en más de una ocasión.

Hace unos días era un paciente del centro de salud de San José Canal Imperial de Zaragoza el que llamaba la atención sobre el intenso calor que se registraba en una de las salas de espera pasadas las 17.00 "Cuando pregunté al personal me dijeron que el aire acondicionado estaba estropeado porque faltaba una pieza", explicaba esta misma persona, que pedía una solución antes de que llegaran las jornadas de más calor.

En el centro de Torrero-La Paz, en la calle Soleimán, saben lo que es sufrir la canícula. Trabajadores y usuarios llevan tiempo reclamando la actualización del sistema de aire frío y calor del centro. Según explican, su antigüedad no da abasto muchos días, sobre todo aquellos con temperaturas extremas, para calentar o enfriar la instalación. "No hay dinero para cambiar el sistema. Aunque lo arreglen, llega a unas zonas, pero a otras, no", critican.

En la mayoría de las ocasiones, son los propios sectores sanitarios los que intentan afrontar el coste de las averías de los sistemas o la sustitución de los más antiguos. En la última legislatura se han actualizado o cambiado varios equipos.


Fuente: www.heraldo.es
Fotografía: arainfo.org

martes, 18 de junio de 2019

Volver al trabajo tras un cáncer: El 70% de las personas con cáncer cree que sus empresas no tienen "comprensión" con su situación

De acuerdo con los resultados de una encuesta, el 96% de las personas con cáncer y sus familias afirman haber encontrado dificultades para pedir una baja laboral por su enfermedad o para cuidar a un familiar que se encuentra atravesando un proceso oncológico.


El 70% de los pacientes con cáncer considera que "no hay comprensión" por parte de las empresas frente a la situación de su enfermedad, según se recoge en una encuesta a diferentes hospitales, sociedades científicas, pacientes, asociaciones de pacientes y población en general realizada por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC).

El objetivo principal de esta investigación se ha centrado en conocer la percepción de la población con respecto a distintos aspectos que conciernen al cáncer, así como sus opiniones frente a distintas áreas y aspectos de esta enfermedad. La muestra analizada está compuesta por 3.001 personas, separadas en diferentes grupos de población: pacientes que tienen o tuvieron cáncer, cuidadores, familiares y amigos de pacientes, profesionales sanitarios y personas sin ninguna experiencia con el cáncer.

De acuerdo con sus respuestas, el 96% de las personas con cáncer y sus familias afirman haber encontrado dificultades para pedir una baja laboral por su enfermedad o para cuidar a un familiar que se encuentra atravesando un proceso oncológico. "Los familiares lo tienen difícil no, lo siguiente, para pedir una baja laboral. Más que los pacientes", ha lamentado la presidenta de GEPAC, Begoña Barragán, en la presentación del informe, que se ha celebrado en la sede del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGOCF).

Además, la mayor parte de las personas encuestadas considera que un paciente o superviviente de cáncer tiene "dificultades", tanto sociales como psicológicas, a la hora de reincorporarse al mundo laboral. Asimismo, afirman que han encontrado "limitaciones" para realizar el mismo trabajo que hacían antes de ser diagnosticados. "Es muy difícil demostrar ese parón en el currículum vitae por el cáncer. Hay que hacer algo para que no haya repercusiones en las empresas. Somos perfectamente válidos y podemos trabajar como cualquier otra persona tras superar la enfermedad", ha reivindicado Barragán.

En cuanto a acceso a tratamientos, el 54% de los pacientes y familiares encuestados considera que existe inequidad en función del "código postal" para tener disponibles estos medicamentos. Algunos profesionales sanitarios también reconocen este tipo de problemas en la encuesta, algo que refuerza la opinión de GEPAC, según su presidenta.

El 87% de las personas con cáncer aceptaría formar parte de un ensayo clínico

La encuesta desvela que pacientes, familiares, profesionales sanitarios y quienes no tienen contacto con la enfermedad conocen qué es un ensayo clínico pero, aunque creen en su utilidad, algunos de ellos no estarían dispuestos a participar en uno.

El 87% de las personas con cáncer aceptaría formar parte de un ensayo clínico, un argumento que, para GEPAC, "lleva a pensar en la necesidad de inversión en investigación en cáncer". "Hay que hacer mayor hincapié en la importancia de los ensayos. Es una forma de ayudar tanto a la investigación como a nosotros mismos", ha valorado Barragán.

El mayor porcentaje de la población coincide en que ninguna dieta puede ser sustitutiva de los tratamientos médicos oncológicos. "Somos totalmente contrarios a estas terapias y nos preocupa muchísimo que se usen en sustitución de los tratamientos convencionales", ha recordado la presidenta de la asociación de pacientes.

Barragán ha lamentado, en cambio, que existe un "gran desconocimiento" por parte de la población sobre los profesionales que conforman un equipo multidisciplinar en cáncer (médicos, enfermeros, nutricionistas, trabajadores sociales, psicooncólogos, fisioterapeutas, etc.). El 57% de los pacientes encuestados asegura que no ha sido informado por su médico sobre el soporte de otros profesionales y solo el 53% de ellos ha contado con un equipo multidisciplinar durante su proceso oncológico.

A pesar de ello, la mayor parte de grupos poblacionales encuestados considera útil recibir ayuda de otros expertos de la salud, con un acuerdo del 99%. Para todos resulta "fundamental" el apoyo psicológico, seguido de Enfermería y Nutrición desde el diagnóstico de la enfermedad.


Fuente: www.publico.es
Fotografía: cincodias.elpais.com

miércoles, 12 de junio de 2019

Pfizer ocultó que uno de sus medicamentos podría combatir el Alzheimer

La compañía Pfizer tiene evidencias de que uno de sus fármacos puede prevenir el Alzhéimer en un 64% de los casos. Lo publicó el miércoles se la semana pasada "The Washington Post". El hallazgo llegó en el curso de otra investigación. Comprobar su efectividad requiere unos ensayos clínicos de elevado precio y la farmacéutica no está dispuesta a asumir el gasto, según explica el diario en su información. "¿Por qué no lo contó al mundo?", se pregunta el periódico ya que fue en 2015 cuando detectó los hallazgos de su investigación. 


El fármaco en cuestión trataba la artritis, pero los investigadores de Pfizer se dieron cuenta que, además, reducía las probabilidades de sufrir Alzhéimer. Los científicos pusieron este descubrimiento en conocimiento de la empresa y la farmacéutica optó por no investigarlo. El coste de hacerlo ascendía a más de 80 millones de dólares. Los médicos consultados por "The Washington Post" critican que Pftizer no haya hecho públicos esos datos, que les permitirían ampliar conocimientos sobre la enfermedad.

La compañía dijo al periódico Post que decidió durante distintas revisiones internas que el medicamento Enbrel no se mostró prometedor para la prevención del Alzheimer porque no llegaba directamente al tejido cerebral. "Se consideró que la probabilidad de un ensayo clínico exitoso es baja. Una sinopsis de sus hallazgos estadísticos preparados para publicación externa, explica que no cumplió con sus estándares científicos rigurosos", según se puede leer. 

Cada año se diagnostican 100.000 nuevos casos y se espera que esa cifra se triplique en 2050, según la Fundación Alzheimer España. La principal hipótesis para explicar la procedencia de la enfermedad apunta a una acumulación de placas de proteínas amiloides en el cerebro en primer lugar, a la aparición después de ovillos de otra proteína, tau, que destruyen las neuronas. Luego llega un proceso posterior de inflamación. Cuando aparecen los síntomas y se diagnostica, los daños en el sistema nervioso son irreversibles y ningún medicamento se ha mostrado eficaz para paliarlos. 


Fuente: cadenaser.com
Fotografía: www.huffingtonpost.es